Coronavirus, diario de supervivencia. Día 29



       
     

Coronavirus, diario de supervivencia. Día 29

Expertos.

Viñeta del 05/04/2020 en CTXT

Coronavirus, diario de supervivencia

Día 29. Suspenso en sociedad. 7 de abril de 2020

Tras cuatro días de caídas, el número de fallecidos vuelve a subir (743), también los contagiados, que ya suman 140.510.

No hay gobierno que no intente mitigar en la sociedad el impacto inicial de una noticia tan grave como la llegada inminente de una pandemia mundial. Menos aún a sabiendas que se llevará por delante a decenas de miles personas, o más. Estén seguros de que vaya a ser ese su impacto o no.

En cierto modo, y hasta cierto grado de sensatez, tiene su lógica. Tener a millones de personas cabreadas, angustiadas y/o en estado de pánico desde el primer minuto no es el mejor escenario para afrontar una situación que requiere un esfuerzo común. Ahora bien, que pille a todo el mundo con la guardia más que baja, relajada, es una irresponsabilidad de las gordas.

El problema de verdad llega cuando esa supuesta cautela mal entendida se estira artificialmente para maquillar una cadena de errores y malas decisiones. Cuando la comunicación se pudre a base de justificaciones peregrinas de las malas decisiones ya no hay retorno posible. No, no era algo parecido y mucho menos letal que que una gripe común y aquí no iba a pasar nada. Sugerir esa chorrada fue una cagada de grandes proporciones por parte de todos los que participaron en su difusión y de los que permitieron que eso sucediera.

A partir de aquí, en nada ayuda jugar la carta piojosa del enmierdamiento político de la situación apelando a que otros lo hubieran hecho peor, porque no deja de ser el eterno discurso para besugos con confesión implícita de que no se ha hecho todo lo bien que se debiera. Y lo que es peor, enrocarse hasta la náusea.

“Un error de toda la sociedad”

Pero los hay que llegan más lejos aún y se sacuden y socializan las culpas. La nómina de idiotas, sectarios e imprudentes que están perdiendo una oportunidad histórica de callarse la boca sigue creciendo.

La labor de la oposición de fiscalizar la gestión del gobierno no debería detenerse ni en la más extrema de las situaciones, pero cuando el 12 de marzo Pablo Casado se quejaba o criticaba, no lo tengo muy claro, que Sánchez “se parapetaba en la ciencia” en lugar de tener un liderazgo político lo vi más claro que nunca: el virus se iba a descojonar de nosotros mientras seguíamos discutiendo sobre gilipolleces. En lo relativo a la reacción de los zoquetes de Abascal, sin sorpresas. Siguen mostrándose abiertamente como lo que son, macarras disfrazados de políticos.

Y llegó la habitual avalancha de “expertos”. Con ellos , los medios construyeron piezas y piezas de videncia intentando adelantarse a lo que nadie sabía con precisión que pasaría al día siguiente. Así, economistas todólogos del tertulianeo más cutre, empresarios de distintos ramos nada relacionados con el asunto sanitario, artistas  y otros personajes ridículos se presentaron como expertos analistas de la evolución de la pandemia. El resto sería todo cuesta abajo. Los “expertos” más escuchados pasaron a ser los opinólogos de taberna, los mismos que un día pontificaban sobre seguridad nuclear y al  minuto siguiente sobre terrorismo o la situación sentimental de un participante de un reality chou.

Forastifuera

Francia supera su mayor cifra de víctimas mortales por coronavirus en un día con 833 muertes en 24 horas, llevando la cifra total hasta los 8.911. Unas horas más tarde, la cifra de muertes se eleva hasta los 1427.

En China no se registran muertes por primera vez desde enero. Se declara el estado de emergencia en siete regiones de Japón. Boris Jhonson entró ayer en al UCI y ha pasado la noche con oxígeno. Brasil, Chile y Ecuador son los países de Latinoamérica con más contagiados por coronavirus. En Colombia se prorroga el periodo de confinamiento obligatorio, que se inició el 24 de marzo, hasta el 26 de abril.

Coronavirus, diario de supervivencia. Día 29 Días anteriores. Ver todos.

 







¿Algo que decir?