Derecho a tetas

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

250609-tetaclipse

 

 

El primer debate-teta del verano, bienvenido sea, ya está aquí porque el Tribunal Supremo ha declarado las tetas de una Miss de los 90 de interés público.

El supremo se ha quedado corto, las tetas deberían ser patrimonio de la humanidad, de interés general y de exhibición universal,  nos gustan, las miramos, mostramos y tocamos.

Llegado el verano vemos tetas masculinas a porrillo sin que nadie se escandalice, también podemos ver casi la totalidad de las  las tetas femeninas en generosos escotes, además en las playas y piscinas podemos recrearnos con importantes pezonadas de bulto bajo bikinis mojados y cántaras botando alegres en los tradicionales partidillos de tenis-playa y otros deportes de arena.

Algunas, felizmente, incluso las llevan sin censuras de tela.

Es muy fácil acabar estas discusiones tontas sobre si es legal o ilegal la publicación de fotos por el simple hecho de que aparezcan tetas de por medio, privacidades e intimidades aparte, hay que eximir a las tetas de toda culpa y en cualquier circunstancia.

Habiendo teta mostrada en su forma más natural, es decir liberada, tendría que ser de obligado cumplimiento ofrecer debida información gráfica lo más detallada sobre las mismas y la denunciante que denuncie por otra razón que no sean sus tetas.

Las tetas de una Miss en una playa son patrimonio del país al que representó, no en vano sus medidas formaron parte de esas tres cifras célebres de 90-60-90 (o lo que corresponda según la teta) que ya nos indica el calibre mamario, un certamen en el que un tercio de los datos más relevantes que nos ofrecen  sobre estas jamonas aspirantes a  modernas Sissi´s Aparcatrices es el del tamaño de las tetas.

Las tetas son inocentes, vienen de fábrica, algunos incluso las hemos llegado a chupar a los pocos días de abrir los ojos. Son una aplastante obviedad anatómica, por mucho que nos secuestren las retinas y nos alboroten los pantalones.

 
   

Tenemos derecho a tetas, si me apura hasta el derecho a poder ver las de las ministras y opositantes que decidan mostrarlas como ejercicio de transparencia política.

Viva el verano y sus calores, externos e internos.

Normalicemos las tetas.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

20 comentarios en «Derecho a tetas»

  1. Estos políticos, de gran moralidad, que se preocupen de cuestionar las guerras inhumanas, el hambre de este mundo, la destrucción de la naturaleza, la contaminación ambiental y el derecho a la libertad. Para mi lo más natural y hermoso es una escultura femenina, ¡viva el gran «Creador» y basta de hipocresías!.

  2. Lo que a mi no me parece bien es que se cobre por las dos por igual,sabido es que una teta es mas grande que la otra, y si encima tiene la jeta de pp asnar pa que que te quiero contar.

  3. Me pregunto si hubiera demandado y pedido todo ese dinero de indemnización por una foto en la que no se le vieran los pechos, cántaros de miel (todo sea dicho) :D :D

  4. O sea, el que ha vendido su imagen para un momento puntual, en realidad lo ha hecho de por vida.
    Interés público… Más bien habría que quitarle la «L».

  5. Bueno, lo he criticado antes en twitter como vergonzoso, pero luego (como siempre yo primero hablo y luego me documento -casi como los periodistas-) me he pasado por aquí:
    http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/sociedad-y-consumo/2006/12/22/158389.php
    y veo que la cosa es más complicada de lo que a simple vista a mí me parecía.
    Sin embargo -volviendo a las mías- creo que una cosa es lo que es y otra lo que hacemos de ella. Tal y como tú lo cuentas, estupendo. Pero seguro que al día siguiente de nacer no hacíamos las cosas que se hacen con ellas: el trapicheo mercantil, la búsqueda morbosa (ahora el tema está en los telediarios -como todos los veranos-, donde la mejor forma de explicar que hace buen tiempo es la de siempre [viva la creatividad]), etc.

    No sé, la sentencia se basa precisamente en que es algo normal (socialmente hablando) y en que hay interés.
    Si fuera algo normal, ¿por qué sacar sólo medio cuerpo de una miss (pues hoy en día lo que prima es el tipo) o por qué sacar tanto cuerpo (seguro que tiene unos ojos preciosos)?
    En cuanto a que sea algo de interés público… sin comentarios. Aquí la línea es muy fina.

    Dejaremos estas cosas en manos de los entendidos, porque yo alucino con mi ignorancia. De todas las maneras… tengo que felicitarte por no haber sacado la susodicha foto (precisamente la que la miss no quiere que se publique) para explicar las cosas.

    También ahora está en el candelero el tema de las imágenes que se suben a internet:
    http://www.youtube.com/watch?v=C4Ti5DsJM8A
    En este anuncio (por el guión) parece que peca más la víctima que quien la sube y que quien babea y susurra.
    Y creo que hay que saber lo que se sube y que hay que concienciar a la gente de ello, pero insisto en que tenemos que saber quiénes son los malos de la película. Esto vale para Internet, para la Prensa y para la Televisión.

    Lo dicho, como soy un perro verde (nunca peor aplicado), seguiré estudiando un poco más esto del tema del derecho de imagen. Lo que pasa es que como es algo tan vendible y tan «me lo quito me lo pongo» me da hasta cansancio mental.

    Un abracico, Juan Ramón.

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.