Icono del sitio JRMora, humor gráfico

Estampida en Seseña

 

En Seseña una estampida de grúas y hormigón amenaza con llevarse por delante todo aquello o aquel que se cruce en su camino.

Un tal Paco «El Pocero» que se siente orgulloso de su «pocería», se enfrenta a cualquier alcalde que cuestione su faraónica ciudad. Trece mil viviendas a un paso de Seseña (Toledo), una localidad con apenas 16.000 habitantes. En la urbanización de Hernando no hay nada más que casas, solo tarugos de viviendas.

«El Pocero», con el poder que le otorgan sus toneladas de billetes de 500, arremete con sus propios diarios gratuitos contra todo aquel que se opone. Sus empleados se manifestaron para pedir que se levante el «embargo» de licencias de obras impuesto por el alcalde de Seseña.

Escucho que dos concejales socialistas de este ayuntamiento están en la nómina del hombre de los pozos, aunque de Francisco Hernando dicen que es amigo de Zaplana, el alcalde de Seseña ( IU ) denunció presiones de PP y PSOE para aprobar el proyecto  y «El Pocero» ha demandado al alcalde por injurias y calumnias.

¡Glups!

Pero Paco «El Pocero» no tiene problemas. Acumula yates, cada uno de ellos más grande que el anterior. Tiene hasta un jet privado del que solo hay otro «ejemplar» en manos de Bill Gates.

Si se compra un yate y este es más grande que Seseña …pues el Pocero compra un puerto y ya tiene donde aparcarlo.

El amigo lo paga todo del fajo que lleva en el bolsillo, así sea 1 euro para el diario o 200 millones para un terreno.

El muerto al hoyo y el vivo…al pozo

 
   

El Sr. Don Gato se marca un post en su blog donde además de hablar del asunto de Seseña añade una lista de corruptelas varias en este nuestro ( por construir ) país

Salir de la versión móvil