La censura no existe

 

La censura no existe

La censura no existe, es otro invento de los conspiranoicos desestabilizadores. La censura murió con Franco, ahora todos somos libres de actos y expresión.

Cuando alguien altera ligera o completamente una opinión, te sugiere amablemente que varíes el planteamiento de la misma o la hace esfumarse, en realidad está velando por tu futuro laboral, el de tu familia y por tu imagen pública. Es por tí.

Como hay tantas diferentes verdades y todas suelen tener fecha de caducidad, seguro serán las mentiras de mañana por lo que impedir que se hagan públicas es lo más normal y cotidiano.

Hay tantas censuras «no existentes» como tipos de personas, entes o empresas que las aplican, hay tantas excusas y justificaciones como mentiras.

La mejor forma de acallar una supuesta censura es solaparla enseguida con un rumor de intereses ocultos que alimente un inmenso debate existencial y populista.

La censura no existe, porque se esconde en bolsillos y carteras.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

5 comentarios en «La censura no existe»

  1. Que es la censura…??
    dices mientras clavas en mis ojos
    tu mentira azul…

    y tu me lo preguntas…
    La censura…eres tu!!!!

    pero como quiero follar…
    pues trago con lo que hay…!!

    en fin… que darnos cuenta..nos damos cuenta…!!!!

    saludosssss y que sepas que andas de ejemplo de «boton peronalizado»… en le 20 minutes blog… jejejejej

    saludos compadreeeeeeeeeeeeeeeeeee

  2. si claro.. hay algunos periódicos que cuando terminas de leer una noticia sigues igual de desinformado, serán «otras verdades» o mentiras «a secas», es como la viñeta famosa esta que sale zp diciendo a una botella ¡medio llena! y Rajoy ¡medio vacia! son diferentes verdades pero en muchos casos solo hay una verdad y lo que lees no se le puede llamar censura si no mentira !

  3. Me encanta que velen por mi seguridad, por mi economía, por mi conciencia, por mi estabilidad, por mi trabajo, por mi familia, por mi religión, por lo que puedo comprar, ver, copiar, etc. Hace que me sienta tranquilo. De hecho es lo que inunda mi vida: la tranquilidad y la seguridad. Y si aquellos que velan por mí viven bien (se podría decir de otras maneras), seguro que estoy en buenas manos.
    Saluditos, JR.

Los comentarios están cerrados.