Icono del sitio JRMora, humor gráfico

La iglesia de la opinología

La iglesia de la opinología
 

  Traducción alemán por mariposa:

-Ist es wahr,dass wir nicht existieren?

-Na klar existieren wir nicht.Aber das werde ich sofort regeln mit einer Pressemitteilung.’

Tan pronto se habla de refundar la prensa con alianzas galácticas como de buscarle un nuevo modelo de negocio.

Pero entre tanto futurismo seguimos viendo como cualquiera puede tallar una noticia sobre la superficie de un donut. Enviarla a un medio para que sea masticado como dogma de fe

Si bien los medios acabaron dándole mil vueltas a la veracidad de la foto de Sarkozy derribando el muro la noche del 9 de noviembre de 1989 en Berlín, cuando este asunto  no le importaba ni al mismisimo sereno del Checkpoint Charlie,  en este caso sí tomaron la duda como noticia.

Sin embargo Yoani Sánchez se ha convertido ya en agencia. Ya ha sido bautizada periodista, fuente y verdad  por los fundadores de la nueva iglesia de la opinología que tiene su catedral en  la Plaza de la prensa de Butaca número 1.

Aún espero que alguno de los medios que se han limitado a repetir como loros tartamudos la declaración de la agredida, que añade importantes cargas de soso-literatura,  muevan el trasero y desplieguen sus recursos  internacionales a la búsqueda de la versión de los agresores.

Si no aparecen los hombres de negro, ni esos policías uniformados, ni testigos directos,  pueden preguntar a todo cubano que se encuentren por el camino. Después, uno por uno, a todos los responsables del gobierno.

 
   

Y si no a todos al menos a uno. Pero un algo oigan, inténtenlo al menos.

¿Informaqué?

No sé lo que se entiende ahora por información.

Lo que sí queda muy claro es que  dudar, ser escéptico, hacerse preguntas y hacerlas, o esperar que los que las deben hacer las hagan, choca de frente con los feligreses de la iglesia de la opinología. Esta gente cree que los que  reclaman algo más que la declaración de una sóla persona son como poco unos insolentes o unos  anti-(rellene con su fobia preferida)

Hay una pequeña corriente de happy-plumillas que son más amigos de la sentencia que de profundidades y detalles. Son de verbo breve y titular rápido, de congreso y ponencia.

Son el Pequeño Cabaré Teórico Itinerante,  jaleados por  un coro de aduladores que parecen  ser los causantes de los trastornos que sufren, espero que transitorios.

Segundos después estos periodistas, tan comprometidos con las causas sociales del colorín 2.0 pasarán a sumergirse de lleno en desarrollar y documentar  la apasionante noticia del CEO de un mantecao con ventanas azules que asistirá al congreso de un partido, político (también azul)

Otros volverán a su rutina de montaje del atrezo mediático. Artificio necesario para que ese producto amigo tenga más impacto mercantil en esta maravillosa plataforma para las libertades digitales que ha venido para cambiar el mundo.

Recopilación de enlaces

Salir de la versión móvil