Los medios mueren

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Los medios mueren

 

Los medios mueren

Los medios mueren

Siempre he sido partidario de la existencia de  personas y medios críticos, aunque para mucha gente éstos sean simples tocapelotas ofuscados, creo que son una pieza más del motor  para el mantenimiento de un equilibrio necesario.

¿A quién no le gustaría poder conservar la imagen idílica y límpia de todo como cuando éramos niños?

Ni imaginábamos entonces  policías corruptos, médicos sin vocación, jueces fuera de la ley, políticos sobornables y que no estuvieran entregados en alma y cuerpo al servicio público o periodistas que se despreocuparan de la información cercana a la verdad

Larga enfermedad

Mueren lentamente y por eso nadie se atreve a  admitirlo abiertamente, su antigua  enfermedad sigue teniendo cura, pero nadie quiere aplicarle el remedio.

2009 recibirá en Málaga a una buena cifra de periodistas con el paro, con el cierre de Localia (Prisa), Canal Málaga (Vocento) y Popular tv (Cope) sin embargo la Junta de Andalucía concede dos licencias de TDT a una tele local en la Axarquía (VTV Axarquía) que lleva casi un mes cerrada y que despidió a sus quince trabajadores.

Mientras esto sucede en «los sótanos» de la prensa, los grandes medios empiezan a notar el desgaste de su modelo y los currantes de EL País convocan la primera huelga seria en 32 años de existencia al tiempo que casi todos los grandes y medianos grupos de comunicación empiezan a preparar escabechinas en sus plantillas.

Seguro que  aún quedará alguno que crea que la crisis mundial es la culpable de todo, pero el modelo podrido es el culpable, es posible que algo tenga que ver, pero no es el motivo directo y único.

Si todos los currantes de los medios tuvieran el valor suficiente de elaborar una lista pública en la que constara su puesto, el medio para el que trabajaron o trabajan, sus condiciones laborales y su sueldo exacto aún habría más de uno que se escandalizaría.

El ciclo de contratación sigue pasando por cepillarse a los trabajadores «ancianos» para ir sustituyéndolos por  lechones universitarios.

 
   

Uno de los motivos de nuestra desinformación es la precariedad de los periodistas y técnicos (porque no sólo de periodistas vive el medio) pero no el único y principal.

El modelo ha muerto porque nadie se atreve a ensayar uno nuevo, la premisa de que «si algo funciona no lo toques» ha calado tanto que de quemar el mismo guión ha terminado por calcinar el producto, si bien hay nuevos medios que, no sin problemas, se van desmarcando del modelo tradicional, como La Sexta (aunque sus informativos no sean aún modelo de pluralidad), o Público de Mediapro.

La democratización real de la información

la democratización de los contenidos en general, parece ser el ruido que hacen los tiros sobre el futuro de los medios, por más que haya dinosaurios instalados en arrimar la tendencia de los lectores/espectadores/oyentes a su sartén.

La agonía final de los medios está ahora apuntalada de engaños y sus informativos, buque insignia de la credibilidad y buen hacer, son una prueba de ello. No hace falta tener grandes conocimientos sobre los medios ni haber hecho un master en prensa en una prestigiosa universidad de la américa norteña, basta con encender la televisión a la hora de las noticias y hacerse algunas preguntas.

El abaratamiento del proceso informativo ha hecho que las agencias hayan acampado para quedarse, en un país de intermediarios donde los medios se ven obligados a informar aunque no haya nada de lo que informar se ha creado creado un formato «a la prisa» que bombardea con lo que sea y sentencian estados de opinión tan diferentes y dirigidos como intoxicados.

hay épocas del año donde realmente no hay noticias que tengan entidad de ser consideradas como tales  puede que porque las agencias no hayan conseguido convencer a los medios para «venderles» el plato del día, en ese caso la noticia debería ser:

Hoy no hay noticias, no ha pasado nada. ¿Impensable?

Las etiqueta opinión, publicidad y propaganda casi han desaparecido y se han fundido en la información lo que hace que hoy sea mucho más fácil que nunca colarle un gol a los medios que  parecen estar instalados en un fictico monopolio que empieza a masificarse.

El divorcio de los espectadores/clientes es inevitable y el nuevo terreno de juego está cada día más cerca de internet, por mucho que determinadas empresas privadas de comunicación sigan trabajando en su campaña con una clara intención de demonizar la red.

Los medios mueren

 
   
Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

5 comentarios en «Los medios mueren»

  1. Enhorabuena por el post, y sobre todo por los enlaces. He aprendido mucho con poco. La frase a lo mejor está MUY gastada, pero tenemos lo que nos merecemos, ni más ni menos. Zalu2.

  2. Que no haya noticias no es noticia para los medios. Que haya exceso de noticias tampoco, pero esta vez para los espectadores.

    RESPUESTA PROGRAMADA

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.