Ministrosis

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

130608-igualdad.jpg

 

Bibiana tiene ministrosis, esta enfermedad se reconoce enseguida por una repentina y fulminante pérdida de perspectiva y afecta principalmente a lechones políticos al «tomar la cartera» y la primera ingesta de flashes, planos y titulares.

En su primera intervención estelar se encontraba encantadisima de conocerse y con micro en propiedad.

Durante la presentación del teléfono para los maltratadores que resultó no ser para los maltratadores sino para que los hombres resolvieran sus dudas , la ministra de igualdad dijo eso de los miembros y las «miembras», en lugar de rectificar se reafirmaba con una sonrisita como la que se ríe de su propio chiste con su «chupypandi» en una «fuestuki».

Al final, del teléfono ese ya nadie habla.

Lo siguiente sería declarar que «miembra» se usa mucho en Centroamérica de donde dijo acababa de llegar. Aunque según parece, los entendidos en estos asuntos dicen que un error o una estupidez, que en Iberoamérica se usa miembro como término neutro para referirse a hombres y mujeres.

A medida que la coña de la «miembra» engorda y engorda no se le ocurre otra cosa que sugerir que se debería añadir «miembra» al diccionario, los simpáticos muchachos de la academia no tardaron en decirle que de eso nada monada.

Al poco, según Adn, el Congreso elimina la palabra ‘miembra‘ de la transcripción de la intervención de Bibiana.

Pero Aído riza el rizo y sugiere que la reacción de la Academia contra su»miembra» tiene un fondo machista y pone su factoría de chorradas a trabajar insistiendo en que «hay palabras como determinados anglicismos, como ‘guay’ o ‘fistro’ que no tuvieron tantos problemas» para ser recogidas por la RAE.

Podría ser una salida más o menos digna, según se mire, de no ser porque «fistro» no existe en el diccionario y la pecadora lo desconoce, así que pasa lo que pasa…

 
   

Audio

Todo esto demuestra que la desubicación de la ministra es más que evidente y que de momento no da la talla ni para concejala «rasa», está gravemente afectada de ministrosis.

Inventarse palabras es divertido, habría que hacerlo más a menudo pero de ahí a querer que las metan todas en el diccionario aprovechando influencias ministeriales me parece que no fomenta la igualdad.

Zafarranchos etimológicos aparte, no me gustan los políticos, muy pocos son capaces de rectificar ni se comportan como la gente corriente y lo que es peor, tienen el sentido del humor en el mismisimo fururku ( a ver si me aceptan esta)

Llegado a este punto o aceptas «miembra» o eres un machista, un misógino o un seguidor de Losantos y sus huestes de escupe-micros.

jaca.jpg

Viñeta mítica de Andrés Rábago, El Roto. La Kodorniz antología (1941-1978) Página 236

Bibiana quiere su «miembra» y parece que no cejará en el empeño aunque haya reculado de momento y ya ha dicho que fue un lapsus, lo peor de todo esto es que aún no existe vacuna alguna para la ministrosis, espero que por lo menos la muchacha no empeore.

La clase política está compuesta por personas especiales (y no es ningún piropo)

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

1 comentario en «Ministrosis»

  1. Lo de esta mujer es increible, a mi me ha puesto hasta de mala leche.
    Me parece una hembrista que de lo único que se preocupa es de los derechos de las mujeres y de como hacer que los hombres nos arrodillemos ante ellas.
    De ministra de igualdad tiene poco y espero que dure menos.

    Me da verdadero asco esta mujer, y no, no soy machista (aunque seguro que ella lo vería con otros ojos, los del culo).

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.