Morir jugando

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

matanza de focas

 

Morir jugando

Las focas ven al hombre acercarse y hacen lo propio, las focas se aproximan a jugar.

Las focas ni se sorprenden, mueren jugando con el hombre.

Seguramente más de un cuarto de millón de focas del Ártico habrán muerto a palos.

Esta matanza anual tiene todos los ingredientes plásticos para el holocauso más gore, figuras negras sobre blanco teñido de rojo.

Sólo quieren su piel y aseguran que si mueren a trancazos «límpios», tras ser despellejadas aún vivas, la piel sufre menos erosiones y el o la idiota que compre un abrigo de piel de este animal tendrá garantizada una calidad y acabado superior.

No sólo se ha autorizado el martillo, la porra, el pico de hierro, el arpón, el bate de beisball y las armas de fuego.

La Unión europea ha añadido una nueva modalidad a las olimpiadas de la sangre que animará mucho más los actos del aquelarre canalla canadiense.

Se trata de el hakapik que no es más que otro bastón terminado en garfio para apuntillar, con esta nueva disciplina del matarile dicen que el animal sufre y se estresa mucho menos.

Además mancha  menos con lo que ofrece un menor impacto colorista en las fotos.

 
   

La focas se acercan a jugar, pero tienen mal perder.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

5 comentarios en «Morir jugando»

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.