Neolengua

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 
Neolengua

Neolengua. Viñeta del 17/07/2021 en CTXT

Esta semana hemos leído que la pandemia elevó la pobreza en 2020 al mayor nivel desde la Gran Recesión de 2008.

Que en España ya existía pobreza de la chunga de antes, sin hablar de esa pobreza periódica en la que se suele caer cuando se va acercando el fin de mes, es una evidencia que algunos pretenden negar no sé bien con qué intención. Supongo que sienten su falso patriotismo herido o vilipendiado por la triste realidad.

Y es que, por mucho que nos rompamos la camisa, hay un buen montón de personas a las que la pobreza les resulta molesta, les incomod y afea el paisaje. Algo habrán hecho mal para no haber sabido prosperar en una sociedad rica y en crecimiento como dicen que es la nuestra.

La lista de eufemismos posmodernos y asquerosos para trocear y rebautizar la pobreza sigue creciendo.

Unas veces son indicadores que existen con ese nombre pero no dejan de parecer cinismos, otras son simplemente neopalabros para resignificar y trocear la pobreza en función de las cosas, normalmente básicas, a las que no podemos acceder por falta de pasta para pagarlas.

Cuando se acaba el dinero, se acaba para todo y si no se puede pagar una factura de luz, lo normal es que ya se hayan quedado muchas otras necesidades por el camino. Ni hablar de gastos cotidianos y comunes de los considerados “no básicos”. De esos, muchos hemos tenido que resignarnos a olvidarnos sin más.

No sabría decir cuándo se empezó a acuñar cada uno de estos términos mierder de desglose de la pobreza, pero los medios generalistas han jugado un papel fundamental en su propagación y, en algunos casos, hasta en su creación.

Incluso cuando no los han usado directamente han insistido en crear «modas» o «tendencias» inexistentes que no son más que las secuelas de la pobreza.

La miseria convertida en tendencia

Neolengua
Se llama escribir gilipolleces, antes conocido como periodismo.

 
   

El País, y otros medios, se aficionaron a este tipo de porquería que en muchos casos sólo intenta esconder publicidad encubierta, hablando en moderno: «branded content», de distintas empresas que vieron terreno abonado para la especulación en los restos de la miseria y en la explotación de los «nuevos emprendedores« (trabajadores obligados a tragar con lo que sea) de la falsa economía colaborativa.

Neolengua
No cabe más basura en estas afirmaciones de 2018, tan falsas como hipócritas, en El Mundo
Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

1 comentario en «Neolengua»

  1. Si ya antes era basura cuanto nos vendían como el no va más del lujo,
    ahora nos venden directamente la basura. Cuando los mega-ricos ponen de moda los pantalones rotos…

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.