Icono del sitio JRMora, humor gráfico

PeriodiSms

 

Cuando aterricé aquí me pareció de puta madre poder leer los blogs (los personales, no los de su casa) de los periodistas de distintos medios, pero no tardé en desencantarme, también encontré totalitarismos y manipulaciones expresadas con violencia en sitios que supuestamentre enarbolabann la bandera de la contrainformación  así que acabé leyendo únicamente sitios críticos desde mil posiciones distintas y sobre todo blogs de otros dibujantes.

Ahora son muy pocos los sitios personales de periodistas que aún continúo visitando, independientemente de las opiniones que viertan porque siempre se descubre un algo más al leerlos y  saben encartar la opinión entre la información de forma que sepa diferenciarlas  y en muchas ocasiones consiguen hacerme bajar del burro con un par de párrafos.

Pero  el buenrollismo mal entendido y el aquelarre 2.0 ese tan gastado, sumado al pajillismo comunal que han traido determinados círculitos blogueriles me he ido alejando de los sitios de opinión de determinados plumillas que siguen sin saber separar su rutina en el medio de su espacio personal, ni saben espantar sus vicios laborales, ni su siempre herida susceptibilidad corporativista.

Que levante la mano el que esperaba otra cosa entre tanto tronar de libertad e independencia que anunciaban los blogs cuando asomaban la cabeza.

Un ejemplo es este titular, que viniendo de un blog personal no  leo como información, aunque la autora pretenda que lo sea, porque es una afirmación sin confirmar,  sin citar la fuente y sin sombra alguna de escepticismo.

«Más censura en la web cubana»

Cuando algunas personas empiezan a cuestionarse si es suficiente información un sms de no se sabe quién para sentenciar esa supuesta censura, es cuando se acaba sabiendo la identidad de la que firma el sms,  vuelve a ser Yoani Sánchez (capt) que como todos sabemos es desde hace tiempo la voz blogocósica «autorizada» de todas las censuras de la isla, pero si ya se habla de internet demasiados fun-geek´s corren a votar algo porque «me lo dijo Pérez» que no estuvo en Mallorca y porque aparecen las palabras censura+internet.

No puedo dar por verdad lo que dicen las personas sólo por empatía o amistad, informativamente no es sano.

No creo en nada de lo que sentencie nadie por llamarse Rosa o Filiberta tampoco por lo que representan o son sin cuestionarme nada más. Cuando de información se trata sólo creo lo que se pueden documentar, probar y/o confirmar.

 
   

Hasta puedo admitir que exista el beneficio de la duda siempre que el mensajero haya hecho todo loque ha podido por demostrar aquello que afirma. Pero sentado en el butaca de casa y con el sms de un amigo no es suficiente, de un periodista se espera siempre que al menos tenga más preguntas que hacer y hacerse antes de tirarse al barro.

Por lo tanto el título, «Más censura en la web cubana», es opinión pura, basada en lo que la persona que lo escribe llama «una alerta», que es lo mismo que un «pásalo»… un «cuélalo…

No se trata  de debatir sobre si la web cubana está o no censurada porque yo también escribo desde  mi butaca pero , aunque me gustaría mucho poder confirmarlo o desmentirlo, tampoco puedo.

Se trata de que hay que ser muy egocéntrico para reclamar credibilidad por «estatus» blogocósico y que encima se considere un ataque o una descalificiación que los receptores  se hagan  preguntas y duden de la debilidad de una opinión maquillada de información con tan poco fondo de armario.

Se puede manipular por error, por defecto y por exceso de adorno.

Salir de la versión móvil