Icono del sitio JRMora, humor gráfico

Pinchando en China

 

España ya puede presumir de ser el primer país en añadir al medallero de las Olimpiadas de Pekín la primera medalla por drogas gracias a Maribel Moreno.

No se cómo es exactamente esto de las reclamaciones en el caso de los positivos pero a falta del contranálisis tanto  Lissavetzky, secretario de estado para el deporte, como Blanco, presidente del COE ya se lamentaban a la vez que se indignaban del «chute de EPO» de Maribel.

Siempre he tenido curiosidad de conocer el motivo de que aparezcan tantos casos de dopaje en el ciclismo,  antes que asome cualquier ciclista cabreado he de advertir que no encuentro relación directa entre la bici (o los que tienen una bici en casa) y las drogas.

Sí, sí… que son casos aislados, que no son todos y bla, bla y además bla, pero los controles  pillan a los drogados casi siempre fuera de casa.

La verdad es que drogas y ciclismo de alta competición empiezan a resultar ya como términos casi hermanos.

Supongo que el esfuerzo físico y la resistencia que precisa la práctica de este deporte, muy superior al de otros, es el motivo principal para tirar de trampas químicas de farmacia.

Esta mañana veía las pruebas de esgrima en su modalidad de sable y me asombraba de la velocidad de movimientos basados en estrategia pura y la rapidez en resolverse los combates.

Quiero entender que los controles anti drogas son iguales (en cantidad y sorpresa) para estos tiradores que para los ciclistas, puede que no, pero aquí nadie parece saber nada.

 
   

En el caso de un deportista olímpico esto de querer ser Supermán por un rato  para llevarse una medalla es  egoista , tiste y cutre, me merece más respeto alguien que se fuma un porrillo en un bar.

Y ahora si quiere llámele usted «doping»

Salir de la versión móvil