Matar al dibujante

Matar al dibujante

El gremio se está poniendo chungo, pero chungo. El líder de al-Qaida en Irak ha ofrecido una recompensa por el asesinato del dibujante sueco Lars Vilks por atreverse a dibujar a Mahoma ya que considera su trabajo un insulto a su profeta Abú Omar al-Baghdadi