De repente, un apero

De repente, un apero

  «El apero» es la forma coloquial de denominar a la caseta para guardar los aperos de labranza. Estas construcciones rurales están obligadas a cumplir una serie de especificaciones que suelen contemplarse en el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) de cada localidad aunque quién