Riqueza decadente

Riqueza decadente

Siempre que veo un mendigo en la calle tengo el mismo impulso, me da por acercarme para que me cuente su historia, necesito saber cómo llegó a la calle, ya no me motiva leer las biografías de los triunfadores que levantaron un imperio de la