Los miserables

Somos unos miserables y no sólo estamos rodeados de miserables además no nos importa declararnos  públicamente como tales, porque no pagar  es de inteligentes y si  consigues no pagar nada ya eres un fiera y mereces ser idolatrado y puesto sobre la peana del ejemplo

El Wall Street de la farola

Los agentes de bolsa tienen que andar más tiesos que el que se está bañando, lo que siempre imaginé como una oficinaca lujosa con pantallas con muchas letras y números con todo tipo de tecnología y un equipo de profesionales de serias corbatas al servicio

Los pícaros

Los pícaros

Hoy ha llegado el correo de una señora con la que jamás he comido paella y que empieza así: Hola:Te envío una información que podría interesante para tu blog. (pues no, no me interesa que se interese una empresa por guionizarme la vida) Y sigue