Acostúmbrese a las despedidas

  Por donde miro me cruzo gente que pierde su trabajo, hace unos días tuve que consolar a una persona que lloraba porque se sentía derrotada y con miedo a no conseguir un empleo. Durante todo el año 2012 sólo pudo trabajar durante un mes.