Paridas y paridades

Paridas y paridades

Hasta que Aznar no asome la cabeza y haga esa risa que asusta hasta al hombre del saco o a Federico no se le ocurra regurcitar alguna de sus reflexiones de monologuista de sacristía convengamos en que la ministra bloguera, gravemente afectada de ministrosis, es

Tu WordPress puede volar

Servicio de optimización