Domingo el tranquilito

Los juegos de palabras con el nombre y apellidos del prota, cuando dan juego, son éxito asegurado. Que se llama Plácido Domingo… pues domingo plácido…hummm, no. Demasiado obvio. Hay que darle una vuelta más. ¡La placidez de Domingo! Redoble de tambores, platillos. Ovación. Tontolar sugerido