El fregar se va a acabar

El fregar se va a acabar

El fregar se va a acabar. El lagarto vio el panorama y salió corriendo. Cuando los platos se amontonan en la cocina, la situación es irreversible. Siguen ahí. Por más que los mire y anime a que se limpien por jaboneo espontáneo no hay forma.