La suegra algarroba

A partir de hoy, Tontolares dejará de enlazar a los sitios citados para que el «extracto no significativo» sea aún más insignificante. El Tontolar de hoy, además del pegote ortográfico de la ensaimada, es una obviedad como la copa de un pino de trecientos metros