Alfombra roja para Juan Carlos I

 
Alfombra roja para Juan Carlos I

Viñeta del 06/03/2022 en CTXT

Estaba cantado, la Fiscalía General de Estado, casualmente en medio del estruendo mediático de las bombas para amortiguar el poco impacto que se intuía, desplegó la esperada alfombra roja para Juanca.

El delincuente fiscal y campechano vividor, ahora, con los trapicheos prescritos e inviolable por otros mangamientos más que demostrados dice que se plantea pegarse unos garbeos ocasionales por lo que fue, y sigue siendo por obra y gracia del ADN, su cortijo llamado España.

En abril de 1993, Juanca heredó unos de 2,2 millones de euros que su padre, el Conde de Barcelona, tenía en unos depósitos en Suiza, como es tradición borbónica.

En 2013 se pudo leer que ya se lo había pulido todo y desde Zarzuela dijeron que se había gastado hasta el último céntimo en pagar «deudas y obligaciones» y que ya no tenía cuentas en el extranjero. Mentían, claro. Y no pasó nada.

Desde Zarzuela también dijeron entonces que tenían la «convicción» de que habían pagado los impuestos correspondientes, pero que no habían encontrado ningún documento que lo probara. Cachondos y cínicos a partes iguales.

No pasó nada, porque nunca pasa nada. El resto de la historia ya la conocen, un continuo picoteo durante décadas de supuestas comisiones por obras, movidas de armas, petróleo y colegueo con sultanes, reyes y empresarios para pillar de aquí y de allá y acumular riquezas, viajes caprichos y lujos varios.

En 2008, el rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdulaziz, le donó 100 millones de dólares, unos 65 millones de euros al cambio. Nadie supo nunca por qué ni para qué. Ni corto ni perezoso, Juanca depositó este pastizal en el banco Mirabaud de Suiza a nombre de la fundación Lucum, registrada en Panamá. Los encargados de esconder el dinero de miradas curiosas fueron los gestores suizos Arturo Fasana y Dante Canónica.

Dos años después pilló otra pellizquito, nada más y nada menos que 1,8 millones de dólares, que le «regaló» el sultán de Baréin, Hamad bin Isa Al Jalifa. Concretamente fueron 1.895.250 dólares, según afirmó el receptor, Arturo Gianfranco Fasana, que los ingresó también en la cuenta de la fundación Lucum.

Todas estas mierdas, y muchas otras, Juanca las describe en una carta a su hijo como «acontecimientos pasados de mi vida privada«. El chiste se cuenta solo. Ahí queda el texto por si necesitan volver a reir con esta campechana interpretación del arte real del mangoneo.

Alfombra roja para Juan Carlos I

COMUNICADO DE LA CASA DE S.M. EL REY

1.  Su Majestad el Rey don Juan Carlos ha dirigido a Su Majestad el Rey la siguiente carta:

5-III-2022
Majestad, querido hijo:
En agosto de 2020, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a España y a todos los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comuniqué mi decisión de trasladarme fuera de España, para facilitar el ejercicio de tus funciones. Desde entonces, he residido en Abu Dabi, lugar al que he adaptado mi forma de vida y al cual agradezco enormemente su magnífica hospitalidad.


Conocidos los Decretos de la Fiscalía General del Estado, por los que se archivan las investigaciones de las que he sido objeto, me parece oportuno considerar mi regreso a España, aunque no de forma inmediata. Prefiero, en este momento, por razones que pertenecen a mi ámbito privado y que solo a mí me afectan, continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi, donde he encontrado tranquilidad, especialmente para este período de mi vida. Aunque, como es natural, volveré con frecuencia a España, a la que siempre llevo en el corazón, para visitar a la familia y amigos.


Me gustaría así culminar esta etapa de mi vida desde la serenidad y la perspectiva que ofrece el tiempo transcurrido. Como bien sabes, en 2019 te comuniqué mi voluntad de retirarme de la vida pública, y así lo seguiré haciendo. En este sentido, tanto en mis visitas como si en el futuro volviera a residir en España, es mi propósito organizar mi vida personal y mi lugar de residencia en ámbitos de carácter privado para continuar disfrutando de la mayor privacidad posible.


Soy consciente de la trascendencia para la opinión pública de los acontecimientos pasados de mi vida privada y que lamento sinceramente, como también siento un legítimo orgullo por mi contribución a la convivencia democrática y a las libertades en España, fruto del esfuerzo y sacrificio colectivo de todos los españoles.


Siempre que te parezca bien, es mi deseo que hagas pública esta carta, para conocimiento de todos los españoles y en la fecha que estimes oportuna.


Con mi lealtad, cariño y el orgullo inmenso que siento por ti.


Tu padre

2.  Su Majestad el Rey respeta y comprende la voluntad de Su Majestad el Rey don Juan Carlos expresada en su carta.

Palacio de La Zarzuela, 7 de marzo de 2022


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

¿Algo que decir?