Arde Twitter

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

270513-arde-twitter

 

Arde Twitter, se incendian las redes sociales, loquesea o quiénsea revoluciona a los internautas. Declaro la guerra abierta a estos tontolares y todas sus variantes.

Normalmente tienen detrás una columna de opinión firmada por el bocas de turno, que vive de eso ( y ya no sabe que inventar), la gamba del personaje público habitual,  del nuevo aspirante a drogadicto de la atención o la portada fachiboba del día.

Y es que el «Arde Twitter» es ya una coletilla digna de ingresar con honores en lista de invitaciones a la indignación rápida para el clic del día.  Porque no suelen dar para mucho más, el recorrido de este tipo de «noticias» suele tener una vida tan corta como cualquier otro asunto, por importante que pueda parecer. Porque otro tema entra rápido y hay que recibirlo con honores masivos.

¿Quién se va a resistir a sumarse al incendio cuando es un incendio grande y está pasando en este mismo momento?. Es un sensacionalismo de manual, es gritar ¡escándalo!, pero basta echar un vistazo a los #juastag de Tonter para encontrar a Lady Gárgaras o Justino Brevas como «incendio» fijo  del día junto a otra suerte de gilipolleces, bien sobre un programa de radio o tele o cualquier choteo para pasar el rato.

¿Cuántos años deben pasar para que la noticia deje de ser dónde se opina sobre algo?.

No importa ni quienes, ni cuántos, ni lo que opinen o en qué contexto. Siempre será un incendio en el que se mueven todos como un banco inmenso de pirañas buscando lo colorao. Así, todos los medios tienen a un redactor batamanta sentado siempre frente a la tele, con su plantilla «Arde Twitter» en borrador esperando el pistoletazo de teclado para no perder tráfico de los distintos focos de los incendios.

Y mientras las hordas se van moviendo entre incendios, los expertos siguen cantando las grandezas de las redes sociales como el nuevo y revolucionario medio que, de momento, no es más que un repetidor salchichero del ruido sobre lo que  generan los medios de siempre.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

5 comentarios en «Arde Twitter»

  1. Son los signos de nuestra época, querido Jrmora. No son las redes sociales, es la vida en general. Yo me quedo extrañada de lo que llora la gente en la tele. Porque ganan un concurso, porque lo pierden, da igual. Y me pregunto qué harán cuando se les muere la madre, por decir.
    Respondiendo a Gines, creo que también hay demasiado de lo que dice que debemos hacer demasiadas consignas de autoayuda, demasiada gilipollez.
    Lo que le falta al mundo, justamente son más personas como Jrmora que griten y denuncien, como dice Racionero, la única revolución social que mereció la pena y de donde derivan las pocas buenas que la han seguido, es la Hippie, por su contenido espiritual. Hay formas mejores de vivir que esta plaga de superficialidad que no nos lleva a ninguna verdad.

  2. Pues sí, los hechos revelan las llamdas redes son mas que ninguna otra cosa altavoces de la estupidez o megafonos de lo insulso.
    Solo vez en cuando hay alguien que ve un poco mas allá:
    http://www.gladwell.com/pdf/twitter.pdf
    No lo he encontrado traducido y eso que tiene ya unos años, pero claro…sera que no ha tenido millones de «megusta»
    Gracias. Tus viñetas y comentarios me hacen sentir un poco menos sola.

  3. @ Gines: No hace falta que se disculpe usted por su opinión.

    Sólo una duda, ¿qué es exactamente la actitud positiva «2.0»?

    ¿Existe una positividad «dospuntocero»?

    Un saludo de vuelta.

  4. Le recomendaría con toda la humildad y buenas intenciones del mundo, que en lugar de crear artículos buscándole pegas y faltas a la gente, haga lo contrario. Realice artículos productivos, constructivos, optimistas… donde se pueda ver que su mente es capaz de apreciar las cosas buenas de la vida y de las personas.

    No haga lo contrario. En estos días donde cada vez estamos más imbuidos en el océano de opiniones de las redes sociales, se empieza a apreciar y a valorar lo que conlleva una suficiente carga de empatía y actitud positiva 2.0. Su escrito, y le ruego me disculpe si le ofendo, va cargado de todo lo contrario.

    Reciba un afectuoso saludo.

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.