Icono del sitio JRMora, humor gráfico

Bernardo, negro como culo de mono

 

Dona un euro de milagro

«El fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad. A la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones»

Esto lo dice un tío con faldas que supuestamente no tiene pareja.

El autor de esta absurda y predictiva frase es Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife. A estas alturas en las que siguen apareciendo fósiles de obispos homófobos en cada nuevo yacimiento que se abre nada dicho por esta fauna de negro me sorprende.

El obispo de Tenerife se une así a la larga lista de terroristas activos contra los derechos fundamentales, que diga que perjudica a la sociedad y a las personas y haciendo un ejercicio (imposible, pero ejercicio) de viaje a un mundo anacrónico puedo intentar entenderlo ya que más de un obispo cree todo aquel que no comulga con sus totalitarismos ni son personas, ni admiten sociedad alguna que las de su propia secta.

Aunque Bernardo no deja el asunto ahí, en la entrevista añade:

«No hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica como puede practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta. «

Me gustaría que Bernardo argumentara y localizara en el tiempo esos hechos históricos a los que hace referencia y ya de paso ver como intenta salir del sembrado en el que se mete al comparar el abuso de menores con la homosexualidad.

Bernardo no tengas miedo y deja tu comentario prometo insultarte con mucho respeto.

 
   
Salir de la versión móvil