Caso «Pegasus»

 
  • PT
  • RU
  • CN
  • FR
  • EN
  • Caso "Pegasus"

    Caso «Pegasus». Viñeta del 24/04/2022 en CTXT

    Supongo que usted, aplicado lector y habitual oyente y visionador de noticas estará al tanto de la movida de lo del «Pegasus».

    Pegasus es el nombre de un malware que comercializa una empresa israelí dedicada al suministro de cositas para el espionaje y que suele terminar en manos de gobiernos que acostumbran a usarlo para sus íntimos tejemanejes chungos que luego escaquean bajo el disfraz del secreto de estado.

    Caso "Pegasus"

    Este asunto es de esos que, o bien revienta por distintos lados y salpica a un montón de gente o se queda en lo de siempre, cuatro titulares y dos broncas politiqueras sueltas y acaba enterrado por cualquier otro asunto de «actualidad» salchichera que se nos vende y compramos como urgente.

    Origen

    Sea como sea, este es el origen de la vaina, por si usted desea rascar desde el principio.

    Todo parte de un estudio de Citizen Lab que puedes leer aquí. Fue publicado el 18 de abril y participan los investigadores Elies Campo, John Scott-Railton, Bill Marczak, , Salvatore Solimano, Bahr Adbul Razzak, Siena Anstis, Gözde Böcü y Ron Deibert. Lleva por título «CatalanGate: Extensive Mercenary Spyware Operation against Catalans Using Pegasus and Candiru» (Candiru es otra mierda de esas para espiar).

    Caso "Pegasus"

    Este trabajo se centra en el rastreo de móviles de políticos en los que se cataloga como «uno de los mayores casos conocidos de espionaje estatal en Europa» y se habla del malware en cuestión: Pegasus, el software de la empresa israelí NSO group.

    De este trabajo nace el artículo How Democracies Spy on Their Citizens ( Cómo las democracias espían a sus ciudadanos) de Ronan Farrow, publicado en The New Yorker.

    Recomiendo la lectura pausada de ambos textos en este orden, ambos son interesantes.

    Las primeras reacciones ante este tipo de informaciones son las que más me interesan porque, además de ser más decisivas de lo que en principio parecen, pueden desvelarnos interesantes comportamientos, que no por conocidos son menos bochornosos.

    Lo primero fue el silencio. Después se pasó a negarlo sin negarlo, “En España no se espía si no es al amparo de la ley”, y que todo es muy democrático. dijo Isabel Rodríguez.

    Después se habló de secretos de Estado relacionados con la seguridad nacional por lo que no se podía contestar a determinadas preguntas concretas como esta :

    ¿El Gobierno puede garantizar que el CNI no ha utilizado el programa Pegasus?

    La respuesta de la ministra Isabel Rodríguez a partir del minuto 23:50

    Días después, Marlaska negó haber tenido acceso al sistema de ciberespionaje Pegasus «en ningún momento» y pasó de opinar sobre si es adecuado abrir una comisión de investigación acerca de este espionaje alegando que «tendrán que decidirlo» aquellas personas con competencias en la materia, no su departamento. Lógico, estas cosas suelen ser competencia de Parques y Jardines, no de Interior.

    Además, una comisión de investigación organizada por los investigados ya sabemos cómo suele empezar, se dilata hasta lapidarla en el aburrimiento entre debates absurdos para terminar en el olvido.

    Y si quieren una muestra de ello, sirva el alegato de Margarita Robles. Muerte a la inteligencia. Paletismo al poder.

    Y ya que Margarita cono conoce The New Yorker ni se plantea leer otra cosa que no sea la hoja parroquial del PSOE, quizá alguien le debería advertir de que en medios como El País, que quizá sí conozca, se afirma que el CNI compró el sistema Pegasus para espiar en el extranjero, escenario que podría cuadrar con su uso en Cataluña XD.

    ¿Y cuál es el posicionamiento entre los socialistas? Pues el protocolario, cerramiento de filas y a tirar de guión del partido para echarle flores a Margarita Robles alabando «su sentido de Estado y su defensa de la ley y el sentido común». Lo mismo que dicen de los borbones, léase, la nada con palabras rimbombantes.

    Actualización 2 de mayo. Giro de guión.

    El Gobierno presenta una denuncia ante la Audiencia Nacional asegurando que fue espiado con Pegasus y que se robaron gran cantidad de información de los móviles de trabajo, que no personales, de Pedro Sánchez (dos viajes de 2,6 Gb y 130 Mb) en mayo de 2021 y Margarita Robles (9 Mb) en junio de 202. El gobierno califica la infección de intrusión «externa».

    Y la primera temporada de Pegasus no ha hecho más que empezar.

    Quieren más risas, tomen una tonelada.

    El jueves 5 de mayo tenemos un tercer infectado.

    La prensa informa, citando fuentes del gobierno (vaya usted a saber), que el CNI ha encontrado rastros de Pegasus en el móvil del ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska.

    El mismo día se celebra la primera comisión de secretos oficiales con la comparecencia de Paz Esteban, directora del CNI, a cuenta del caso Pegasus, pero como es una cosa de secretillos para hablar secretamente, pues eso. Que nos volvemos a comer un mojón de a kilo.

    10 de mayo, el gobierno destituye a la directora del CNI


    Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

    Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

    Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

    1 comentario en «Caso «Pegasus»»

    1. Detenido:
      Lo siento señor juez, pero no puedo declarar, es secreto de Estado.
      Juez:
      Pero ¡usted quién es!
      Detenido:
      Lo siento señor juez, no se lo puedo decir, es secreto de Estado.

      Responder

    ¿Algo que decir?