Creando riqueza

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Creando riqueza

 

Creando riqueza

Viñeta del 19/04/2020 en CTXT

Hace unos días, unas cuantas personas se organizaron en ese micromundo que es Tonter. Tiraron de cuentas de otras personas inexistentes para propagar un mensaje contra el Ingreso Mínimo Vital. Ya saben, esa copia barata de la renta básica universal que está por venir. Lo llamaron despectivamente «la paguita». Y ya que estaban bot en mano, aprovecharon para canturrear sus cosas genéricas de neoliberal de boquilla.

Entre los detractores de que se arrimen cuatro duros de manera temporal o permanente a aquellos que se van a quedar con lo puesto hay un homogéneo grupo que va desde los paletos y falsos patriotas de VOX hasta el ganado de negro subvencionado con euros de lo público de la Conferencia Episcopal. Algún antiguo semifamoso de tercera regional venido a menos también aprovechó para sumarse a la fiesta de adoración de los creadores de riqueza por combustión espontánea.

La patronal, que sigue sin decidirse por una posición firme, en su día optó por no manifestar abiertamente si apoyaba o dejaba apoyar la cosa porque lo único que quería era cortar el bacalao con su cuchillo.

Todos comparten opinión con otros políticos orgullosos herederos de la mamandurria como profesión, como Isabel Díaz Ayuso, a la que tampoco le gustan las ayudas porque cree que son un «regalo» y considera que la gente se aficionará a la pobreza y se enganchará. 

A todos esos políticos que presumen de un falso espíritu de servicio público hay que refrescarles el origen de la pasta de la que viven. Cada vez que despotrican de que se ayude a aquellos que fueron enviados a la desigualdad cruda de una patada en el culo cuando ya malvivían por el umbral de la pobreza, hay que volver a recordarles que el tinglado más importante que les permite llegar donde están, la campaña electoral, es una actividad generosamente subvencionada.

Si hay algún colectivo afortunado en lo de recibir pasta gorda del erario para sus bolsillos y sus no pocos gastos en el ejercicio de su trabajo, son ellos. Así que, con todos los respetos que merecen, les invito a que viajen, sin billete de vuelta, a la mismísima mierda.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.