El clic como placebo

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

buzon-denuncia

 

Viñeta de lasemana en Gurusblog

Fue una  de esas noticias que no son nada desde el principio, y en eso quedó en apenas dos días.

Pero antes se habló de que el primer uso de este «buzón» para  delaciones anónimas había sido denunciar irregularidades y delitos varios del Partido Popular. Un poco de fiesta nunca viene mal.

Y no era nada de partida porque recuerda mucho a esas mociones o leyes campanario, que hacen mucho ruido, que no necesitan apenas inversión, ni económica ni humana y se quedan ahí pillando polvo. No hay noticias de que se vaya a incrementar el número de inspectores o de un aumento en la cantidad y periodicidad de las inspecciones.

Tampoco existe garantía ninguna de que se vaya a actuar, ni del baremo para la movilización. ¿Se intervendrá antes donde haya más para recaudar?. Desventajas de lo anónimo, puede no constar.

Plantar un buzón, supuestamente anónimo, es admitir que las represalias existen y no son casos aislados, quizá sea lo único positivo para recordárselo a tanto negacionista que hay por ahí. Pero los chivatazos anónimos han existido siempre por el camino de lo sindical. Las reivindicaciones laborales, con demanda de por medio, casi siempre han sido vistas por las empresas como agresiones gratuitas. Problemas provocados por gente que quiere destruir el negocio.

Puede que en unos meses nos coloquen otra noticia que habla de fraudes a la seguridad social cometidos por cualquier cantidad de  trabajadores. Pero del número de empresas que los consintieron nada se sabrá. Una vez más se hablará de la puta y no del cliente.

Otra vez tengo sentimientos encontrados, porque se denuncia poco y mal. Porque nunca es una batalla justa. Y ahora nos invitan a que sigamos haciéndolo mal. Como el que  firma en una barra de hielo y la tira al mar esperando que llegue a la costa

Es una llamada a señalar en la sombra, para que siga sin normalizarse la pelea legal y legítima por el cumplimiento de las reglas por todas las partes. Es una chapuza más que simula darle voz a los empleados invitándoles a esconder la cara.

 
   

De funcionar como debiera ya deberían verse batallones de inspectores desembarcando en el planeta empresa y la cifra de caídos en el enfrentamiento no sería anecdótica.

Y mientras,  el paro bien. Gracias

paro

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.