Las fiestas de Almeida

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 
Las fiestas de Almeida

 

Juerga madrileña, las fiestas de Almeida

Viñeta del 31 de agosto de 2021 en CTXT

La semana pasada estos fueron dos temitas de esos de mucho discutir a tope durante un ratillo, así que los fundí en un cuadrulo.

Almeida por fin pudo hacerle fiestas al propagandista franquista de turno volviendo a estampar su nombre en una calle de Madrid.

Las fiestas de Almeida

Retirada de la placa del militroncho franquista y muy coleguita del enanísimo dictador aficionado a firmar asesinatos entre siesta y siesta. (2018)
Foto: Ayuntamiento de Madrid. Licencia Creative Commons CC by 4.0

En junio de 2018, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 14 de Madrid dictó una sentencia en la que avalaba la decisión del Ayuntamiento de retirar el nombre de tres calles, dedicadas a otros tantos generales, al amparo del artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica.

El juez resolvía así el recurso interpuesto por la Hermandad Nacional de Antiguos Caballeros Legionarios, que se oponía a la retirada de los rótulos con los nombres de los generales José Millán Astray, Juan Yagüe y Francisco García Escámez.

En aquella resolución se leía que:

“Existen datos suficientemente documentados en el procedimiento que involucran a los  generales rotulados en la calles con la contienda y en la sustentación del régimen político surgido  de la Guerra Civil. Y así ha sido constatado por el  Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid”.

El resto de la historia, sus detalles y desenlace ya lo conocen. Si no es así, pueden encontrarlo en el sitio que más se ajuste a su opinión.

La otra cosa fue la rabieta de los obtusos integrantes de ese partido dedicado a jornada completa a generar y propagar odios varios. Exigían que se retiraran los carteles anunciadores de la feria de Murcia por «ofender al cristianismo» y suponer «un ataque a todos los fieles», entre otras cosas, todas ellas absurdas y propias de rancios católicos ultramontanos integristas.

Pero claro, los palurdos venían con carrerilla después de conseguir que el PSOE se bajara los pantalones en otro caso similar aunque esta vez se han comido lo que se comió Clavijo.

 
   

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

¿Algo que decir?

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.