Corre, corre que te corrompo

Corre, corre que te corrompo

Y otro y otro, y otro más, las marbellitas se siguen reproduciendo como una plaga y mientras nuestra economía se va escacharrando poco a poco. Los politicópteros argumentan que hay más alcaldes y concejales «límpios» que corruptos y que estos sucesos devalúan la imagen que