Volver de las vacaciones

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Volver de las vacaciones

 

Volver de las vacaciones

Parpadeas y se han acabado las vacaciones, da igual si viajas o intentas practicar el noble arte de la vagancia y la contemplación a jornada completa.

Lo bueno siempre dura poco. Sin embargo, si eres de los que no descansa en verano, la cosa se puede hacer eterna.

Es inevitable tener la sensación de que no has hecho nada cuando se trataba principalmente de eso. Para mí, unas vacaciones ya empiezan a serlo si no tengo que atender a lo que los medios llaman «actualidad» con todo el forraje de chorradas veraniegas que lleva aparejada.

Volver de las vacaciones

Aún así, no hay que bajar del todo la guardia para que el aterrizaje a la rutina no sea de morros y sin bozal.

En estos 20 cortos días han pasado varias cosas reseñables. La primera fue la tradicional matanza veraniega en EEUU, dos escabechinas en 24 horas con su consiguiente y cansino debate sobre las armas.

En Alemania se debate subir el IVA de la carne para luchar contra el cambio climático, inevitable pensar que la medida afectará sólo al de siempre. Al que anda corto de pasta.

El PP de Madrid confiesa sin rodeos lo que siempre ha hecho y la cancelación de un  concierto de C.Tangana por parte del ayuntamiento de Bilbao termina de liar la cosa del también manido debate sobre el «derecho« a prohibir, contratar, cancelar de las instituciones, según convenga.

El BOE publica los nombres de los 4.427 republicanos españoles que murieron en el campos de concentración nazi de Mauthausen-Gusen.

 
   

Díaz Ayuso termina siendo investida presidenta la Comunidad de Madrid. VOX carraspeó un poquito sugiriendo que no tenían claro del todo su apoyo a Ayuso para seguir pareciendo malotes, pero todo formaba parte del paripé.

El periplo del Open Arms termina con el desembarco de los inmigrantes en Lampedusa y la incautación y posterior inmovilización de la embarcación por parte de la fiscalía italiana, decisión celebrada por aquellos descerebrados que creen que las mafias van a dejar de hacer sus negocios y los inmigrantes van a dejar de moverse por el mundo. Carmen Calvo admite posibles sanciones al Open Arms y recuerda que no tiene «permiso para rescatar«. Expresión por la que, sin duda, pasará a la historia. A la negra, eso sí.

Trump iba a visitar Dinamarca, pero como no le quisieron vender Groenlandia optó por cancelar el viaje y quedarse en Tuiter escribiendo su gilipolleces habituales.

En Madrid, tres fuegos se llevan más de 2.400 hectáreas. Gran Canaria también arde a lo bestia, allí se queman más de 3.000 hectáreas. Días después, en Estepona arden unas 300, aunque ahora lo gordo está en la Amazonia, donde en 17 días arden más de 500.000 hectáreas de distintas zonas que se reparten entre Bolivia, Brasil y Paraguay, y algunas zonas fronterizas con Perú.

Pero si piensan que eso es mucho terreno quemado, agárrense. Tres millones de hectáreas de bosques empezaron a arder en Rusia a finales de julio.

La última de Tarantino flojita, pero bien. También he aprovechado para ver Who Is América, de Sacha Baron Cohen, que la tenía pendiente.

 

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.