12 de julio, no hay color

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

12 de actubre orgullo español

 

El origen de toda bandera no es otro que servir de señal a los que se mataban por nada (como ahora) para que pudieran diferenciar entre los distintos grupos de matarifes aliados o enemigos.

Rajoy ha grabado un video con estética cañí.

El mensaje lo da de frente, de frente nacional.

Rajoy hace un llamamiento a honrar y exhibir la bandera con orgulllo que suena a proclama marcial, en esta grabación el solemne de la barba se deja llevar por el éxtasis de los colores.

Mariano pide que hagamos esto sin aspavientos, pero tiene el semblante del que va a iniciar la batalla final contra los molinos.

Esa España «pa usté», señor patrio, que yo me quedo con la blanca que tiene un mensaje más bonito.

Tengo todo preparado para celebrar la fiesta nacional, he metido la bandera en lejía y ahí se va a quedar hasta pasado mañana.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

4 comentarios en «12 de julio, no hay color»

  1. parece una actitud(mas bien una pose)absolutamente infantil.Las guerras y conflictos no son culpa de las banderas.Siempre han existido y existiran(aunque solo se una mundial).Las g. y c. son «culpa»del ser humano,de su intrínseca manera de ser.Son inherentes (por desdicha) al mismo.Desde siempre.Patria no es un concepto «facha» ni un vocablo trasnochado,no es,ni mas ni menos,que la extensión de la individualidad y de los que nos rodean (tú,yo,nuestros padres,nuestro amigos,nuestro hogar,nuestro intereses y necesidades.Si uno ama esas cosas ama a su patria.Por cierto,el color blanco es la suma de todos los colores del espectro.Coincido con el anterior:salud y mesura.

  2. Empieza a ser un tema excesivamente tedioso.
    Apropiarse de una bandera no te hace ser más patriótico. Identificarte con ella tampoco. El patriotismo (palabra que suena demasiado caduca) se debe llevar por dentro sin necesidad de demostrar que se es más que otra persona. En los tiempos que vivimos solo tiene sentido una bandera para representar la lucha en los ambientes deportivos. Puesto que no hay otra lucha que debemos emprender. Sobre todo cuando el esfuerzo de los países gira en torno a los acuerdos y las uniones entre ellos.
    Lo que realmente nos unen son nuestras costumbres. Tanto comunes como minoritarias.
    Yo soy catalán, español, europeo y terrícola.

  3. Ni las banderas son palabras ni hablo yo de su tricolor.
    De momento dejo en lejía la que he metido, que por cierto ha quedado tan blanca que ya no recuerdo de qué color era.
    Para mí un pueblo no es una bandera, ni un himno, ni un escudo, ni un pin, ni mucho menos un mensaje institucional.

    Para mí los pueblos son su gente y no el merchadising político/politizado.

    Sea como sea este no es el asunto, sospecho que has hecho una lectura equivocada del mensaje del lío, observe que la lejía es «Paz mundial» y no nacional…
    Me parece absurdo querer agrupar a los ciudadanos por su índice de fervor a una bandera

    Yo dejo la mía en lejía que me gusta blanca y que cada cual haga lo que considere oportuno con la suya.

    Es más, hasta me daría lo mismo que tuviéramos una blanca para todos o sesenta de distintos colores.

  4. Una bandera es ante todo un elemento gráfico depositario de un determinado conjunto de valores, intenciones, historia e ideología. No tiene sentido tratar de igualar a todas las banderas, como no lo tendría igualar las palabras.

    «Matar» no es lo mismo que «Amar», morado no es lo mismo que naranja, «PP» no es lo mismo que «PSUC», «Libertad» no es igual que «guerra».

    No me gusta la generalización vacía, porque hace el juego a quienes tratan de confundir unos valores en otros: esconder el odio entre lo que no es odio.

    Mi bandera es la tricolor, y lo es por lo que significa, que no es solo un país, ni un territorio, ni la intención de dañar a nadie.

    Los republicanos españoles bien podríamos sentirnos representados por la tricolor francesa, o una bandera de Naciones Unidas… o mejor: una bandera blanca, con el diseño de una urna electoral en su interior.

    ¡Salud y mesura!

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.