Chanchullo familiar

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Chanchullo familiar, Panamá

 

Chanchullo familiar.

Viñeta del 31 de mayo de 2017 en CTXT

Que un fiscal jefe de Anticorrupción tenga una participación en una empresa «offshore» en Panamá canta mucho, se mire por donde se mire. El asunto lo destapó Infolibre.

El recital de hipocresía para tapar el chanchullo ha sido glorioso.

La primera defensa de Manuel Moix fue que se trataba de un legado familiar y que no sabía nada, que se enteró cuando conoció la herencia, algo que se ha demostrado falso.

La verdad es que 10 años antes ya asistió a su padre en relación con el uso de la sociedad Duchesse Financial Overseas para ocultar bienes, Moix estuvo presente cuando sus padres declararon ante la jueza por alzamiento de bienes.

También aseguró que él no tenía ninguna empresa en Panamá al tiempo que afirmaba que dicha empresa no tenía actividad. Supuestamente, la empresa podría servir de pantalla para gestionar la propiedad en España de una vivienda en Collado Villalba (Madrid).

También se ha sabido que en diciembre de 2012 declaró a Hacienda el 25% de la sociedad panameña que heredó de su padre y que aseguran que «se plantearon la disolución de Duchesse Financial Overseas, pero la situación económica de alguno de los cuatro hermanos herederos no permitió llevarla a cabo».

Relacionado: El burofax que ‘infoLibre’ envió a Moix

Todo muy natural y cotidiano. ¿Quién no tiene una empresa en Panamá para las cosas de la casa?

 
   

Chanchullo familiar

Otra defensa cutre, y de extremos, ha sido la de Celia Villalobos que se preguntaba «si queremos dirigentes que sean pobres de solemnidad y no tengan derecho a tener nada«.

El fiscal Moix no veía motivos para dimitir asegurando que tener una empresa «offshore» en Panamá no suponía «incompatibilidad» con su cargo.

Moix ha renunciado hoy, ha estado en el cargo 87 días.

Según José Manuel Maza: «Moix ha presentado su dimisión por motivos personales«. También ha defendido su conducta y ha dicho que no veía motivos para el cese, que se ha visto forzado a cesarle y que sigue considerando a Moix el mejor para el puesto.

«Yo he podido constatar de manera absoluta que no ha existido en su comportamiento ninguna irregularidad ningun tipo de irregularidad ni de ilegalidad»

Rafael Hernando dice hoy que Moix es un «gran fiscal» y un «hombre justo».

Manuel Moix Blázquez deja Anticorrupción tras 87 días en el cargo.

Su gestión no ha estado exenta de polémica. Como la surgida tras la filtración de una conversación telefónica intervenida en el marco de la «Operación Lezo» cinco meses antes de su nombramiento en la que el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, ahora en prisión, manifestaba su preferencia por Moix al exministro Eduardo Zaplana, describiéndolo como «serio y bueno».  Después se supo que la teniente fiscal Anticorrupción Belén Suárez y también la Unión Progresista de Fiscales (UPF) habían advertido a Maza del contenido de esa conversación.

En 2014, cuando Moix Blázquez era fiscal superior, envió un escrito a la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, interesando la apertura de un procedimiento judicial para investigar la filtración de los correos electrónicos de Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid.

 

 
   

 

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

3 comentarios en «Chanchullo familiar»

  1. Antes los chanchullos familiares eran muy dificiles de ocultar, que viene la tía Luisa, ná, pues ponias el cenicero de la abuela encima de la chimenea o al lado del aire, según la temporada, nos visitaba todos los Viernes, comía y tomaba un par de copitas de anis mirando al maldito cenicero, parecia que rezaba una letania ininteligible, un d?a la grave, delante de sus narices y le puse una cinta de un pasodoble espamñol, el cual le entusiasmo tanto, que recibí un regalito de dosmil pesetas, creo que se equivocó, pero yo me callé, al irse decimos ya se fue la pesada esta, y cogiamos el cenicero y limpiabamos la ceniza que habiamos recopilado toda la semana, en mi casa eramos de aquella, muy fumadores y tabacalera cada mes nos regalaba un par de cartones, a decir verdad, no fumabamos tanto como para llenar el cenicero, pero el dí
    a de visperas a la aparicion de tia Luisa, nos esmerabamos para que estuviera rebosante.
    Tia Luisa media con la palma de la mano el nivel, un año nos dijo que cuando se evapora un cenicero el alma salia fuera, nos partimos de risa, le parecio muy mal.
    Por la noche metí en mi cuarto y oí la cinta que le grave, mientras mascullaba los salmos o eso decía ella, mi sorpresa fue mayúscula, la puse a menos revoluciones,
    estaba temblando y cagado de miedo, pues su voz así retumbaba hasta en los intestinos, era una especie de cacofonía, y le decía, jodete hijalagramputra, y le comtaba algo que había echo esta semana con su dinero, y que nosotos eramos unos pardillos de mierda que si por ella fuera ya estaba tirada en la basura hacia años.
    Luisa nos sigue visitando los viernes, estamos dejando de fumar.

  2. Estoy muy harto de que me silbe un puto loro. Cada vez que paso por una carretera secundaria , me tengo parado, un poco antes esperando que pase algún que otro coche, pero no les silba ni dice nada. De qué coñon me conoce el puto loro?, quién lo amaestro para que me silbe?, al principio creía que era un radar o una señal de que alguien se acercaba al camino, algo así como una alarma. Pero hechas mis averiguaciones me advirtieron de que era un loro, y que la casa estaba desabitada desde hacia años.
    Sin pensarlo aparque el coche a una distancia prudencial para que el loro no reparará en micoche, me acerque todo lo que pude, y observé que el loro estaba inquieto sobre una barandilla y su mierda parecia un palafito llegando casí a la altura de su cola. Eche a correr de tal forma que tropecé entre el ramaje espeso de matorrral, sentí un aleteo insistente sobre mi ezpalda y alguien que repetia insistentemente te pillé, te pillé.. cogí mi coche y cuando pasé por la cas el loro me reconoció y desde este suceso cada vez que pasó, dice joputa, joputa, me da verguenza, pues para mí es un paso obligado. Qué puedo hacer, para pasar desapercibido?

    • Hola, tengo que decirle que la ‘hache’ hace sus deberes.
      En otro orden de cosas… si en la casa habita un loro y no hay síntomas de vida humana huya del lugar, un loro encabritado es peligroso y comprometedor. Lo mejor es secuestrarlo, meterlo en un saco y dejarlo en la puerta de una pajareria,
      ellos sabran que hacer con él.

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.