Cronistas complacientes

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Cronistas complacientes

 

Cronistas complacientes

Cuando escucho o leo eso de que el periodismo está en crisis,  no solo en lo económico, también en lo que respecta a su ejercicio, intento no arrimarme demasiado a ese discurso. Se hacen cosas buenas, hay buenos periodistas y bla y etcétera… pero las empresas siguen empeñadas en comprar y vender porquería. Y hay periodistas que no tienen inconveniente en suministrársela.

No hay un grupo de inocentes absolutos, no se puede culpar siempre y de todo a «las empresas». Las mierdas las escriben personas. Son cómplices interesados.

Sé que un ejemplo suelto no significa nada, los artículos buenistas sobando lomo al más puro estilo «ecos de sociedad» de aquellos boletines oficialistas siguen apareciendo en medios  «conservadores», pero tengo la sensación de que me cruzo con más basurilla como esta.

Rajoy visitaba Antequera para apoyar la candidatura de los Dólmenes, que aspiran a ser Patrimonio Mundial de la Unesco. La persona que redacta la crónica de la visita para Europa Press relata así el paseo de Mariano por la localidad malagueña:

prensa-mampDesfile triunfal por la gran avenida, aclamado por el pueblo. Alfombra de flores, vítores y júbilo. Alegría general.

Ese es a grandes rasgos el resumen que ofrece el encabezado de la gloriosa aparición mariana en la ciudad, pero en las anécdotas chorra está la salsita concentrada de lo cutre. La guinda que refuerza el retrato humano del bondadoso y cercano líder a piropear.

europapresscosarancia

El texto es la prueba de lo poco interesante que resultó la visita, nada que destacar salvo las toneladas de amor que le fueron entregadas por los vecinos.

 
   

Se entiende. Hay periodistas (o personas que escriben) complacientes que redactan estas chorradas, existen, son la herencia del mamporrerismo con el poder, pero que la agencia compre y distribuya este relato pelota, que parece sacado de un NO-DO, ya se entiende bastante menos.

Y como muchos aún suelen agarrar el todo por una parte, estas crónicas chuscas tan frecuentes son las que dejan en mal lugar a los que intentan hacer un trabajo digno. Por cierto, cada día peor pagado y en peores condiciones laborales.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.