Dos hipócritas y el paro

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

trabajo-271009

 

1-Miguel Angel Revilla:

«Hay un millón y medio de españoles que no quieren trabajar»

Presidente de Cantabria, economista, anchoista, populista, demagogo, cuatromileurista (+ otros ingresillos y dietas de nada) mediático y encantado de aplaudirse.

Aquí el bocas sigue los pasos televisivos de la excesiva e histriónica Celia Villalobos.

Revilla tiene el chip del titular desbocado implantado en la lengua y en el cerebro haciendo las delicias de programas de calidad informativa demostrable como «La Noria»

En este mismo programa, entre otras declaraciones engoladas y anécdotas rancias  dijo que el rey era un tipo fenomenal.

Miguel Angel y sus puros conocieron el sexo con una puta, además tuvo a bien compartir aquella experiencia con el pueblo llano y rugoso, también en televisión, y hace unos meses nos lo contó así:

«Mojé por primera vez a los 18 años y pagando«

Con esa generalización casposa sobre la predisposición a no trabajar de un millón y medio de personas,  aplaudida, seguro que por imposición del regidor, se cubre de gloria y demuestra que habla porque tiene boca mientras que el resto de mortales, los mismos que aplauden, pagan hasta la aguja de su corbata.

2- Felipe de Borbón Y Grecia:

» El paro hiere nuestra dignidad como seres humanos»

Príncipe y futuro rey directo en cola de espera, de profesión alto, guapo y portador de barba. Sueldo desconocido (tampoco importa demasiado porque tiene la pulsera vitalicia del todo incluído)

Lo que no entra ni con vaselina en su frase es esa generalización.

 
   

Si el anterior se pasa de lenguas, este ni siente ni padece  lo que le escriben para que lea.

Felipe ni ha estado parado, ni tampoco ninguno de sus familiares presentes, pasados o  futuros lo han estado ni lo estarán jamás. También dudo mucho de que en su entorno de amistades estén sufriendo el desempleo de larga duración o tengan que padecer un trabajo basura. Ni un trabajo en general.

Cuando se hereda el bienestar absoluto y los privilegios que nadie puede tener, al tiempo que  esconden lo que le cuesta a las arcas del estado mantener tanto boato, bien haría en replantearse dejar  un poco a un lado esas frases  ñoñas, universales e hipócritas sobre la dignidad y el trabajo porque lo suyo no es precisamente un ejemplo de igualdad.

…………………………..

Se dice que a todos los gobernantes se les permite que cobren lo que cobran para evitar de que caigan en la tentación de robar… y si ganan esos sueldazos tan insultantes es que ya se sospechaba de antes de concedérselos que eran unos grandes presuntos ladrones.

Pero eso sí, el resto de habitantes no merece nunca ganar más de lo que gana.

De un tiempo a esta parte con la escalada bestia de las cifras del paro se ha puesto muy de moda demonizar al que lo cobra, todos los que hacen uso de la prestación por desempleo parecen ser enseguida señalados bien por la desgracia más dramática o siendo acusados de prácticas pícaras descaradas.

Parece que de repente recibir una prestación es indicativo de ser un vago aprovechado, poco menos que un maleante que vive sin escrúpulos de los que cotizan, como si  no lo hubieran hecho cuando trabajaban, como si los parados lo fueran por convencimiento, puras sanguijuelas profesionales de los trabajadores en activo.

No sé en qué momento alguien escribió una ley que obliga a un profesional de cualquier gremio, al quedarse parado, a tener que aceptar un empleo de lo que sea por 700 euros al mes a razón de 14 horas diarias y que se critique que lo rechace, mientras pueda, para seguir buscando un empleo para el que está capacitado y tiene experiencia. Hasta del que puede que sea su pasión.

No sé en qué momento esa misma ley no escrita obliga a una persona que se ha dejado una parte importante de su vida en una universidad a tener que aceptar por cojones, como primer trabajo,  irse a recoger guijarros de seis toneladas de sol a sol, como única opción para evitar ser tachado de orgulloso, elitista, flojo o vividor Y que no quiere trabajar.

 
   

Pero lo peor es que esto lo piensa demasiada gente.

Que el trabajo deba ser un castigo parece que es parte inseparable  de nuestra cultura y si no lo tenemos el castigo ha de ser más duro aún, sólo porque sí.

Muchos se empeñan en presentar al parado poco menos que como un desahuciado temporal, aunque si el desempleado supera los 40 es que ya recibió la extremaunción laboral y en ese caso lo mejor que puede darnos es lástima.

Así que sólo nos queda observar como emprende su viaje hacia el  limbo profesional donde permanecerá flotando hasta que pueda pasar a ser un jubilado invisible del montón.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

12 comentarios en «Dos hipócritas y el paro»

  1. Pues mira millón y medio son muchos y es verdad que hay mucha crisis pero también es verdad que hay muchos que no trabajamos porque no queremos. Me incluyo porque ahora estoy en paro y todavía no he buscado trabajo. Lo haré pronto, no me pegueis ;)

    Mi pareja también está en paro y no busca trabajo ahora mismo. ¡Qué vaga! direis. Pues no, simplemente está haciendo lo que le recomendé, estudiar, y prepararse para estar más preparada y tener más oportunidades. Vamos que casos hay muchos, por situaciones personales, por formarse, porque no has tenido vacaciones en 3 años y ahora que estás en el paro aprovechas…

    Y lo de que diga que el rey es majo… yo no es que sea muy monarquico pero respeto la opinión de cada uno. Aparte, aunque seas un republicano indomable te puede parecer majo el rey como persona que es. Una cosa no quita la otra. Si no que le pregunten a Sabina cuando invitó a cenar a su casa a los principes…

    En fin que no todo es blanco o negro y que algo de razón tiene el revilla aunque tenga la sutileza de unos garbanzos con chorizo.

    Un saludo!

    PD: perdón por el rollo

  2. Una cosa es que nos adaptemos a la situación y otra muy distinta es que tengamos que tragar con lo que nos hagan tragar los que se aprovechan de cómo está la cosa.

    Aquí el deporte nacional es criticar al que trabaja, al parado y a la madre del cordero si hace falta, pero siempre tragando.

    País de cagones, si no defendeis vuestro corral os robarán todas las gallinas.

  3. Yo tambien conozco muchos que no quieren ser camareros, limpiacristales, etc…y que estaban en la cola del paro desde siempre….y sino de que trabajarian los miles que vinieron en pateras? Que ya nos conocemos…..

  4. Sensei Mora:
    De la gestión de revilluca ya comenté que no lo está haciendo mal, al menos lo está haciendo mejor que predecesores suyos.
    De mi “estreno”… bueno yo no soy nadie para que llame la atención tanto como si lo cuenta un presidente de gobierno autonómico. En mi caso se juntaron la gran via de Madrid, 1/2 tripi “superman” y 18 años de edad (el tiro creo que iba a 2500 pelas).

  5. ¿que generaliza? pues si, y mucho, pero yo conozco a unos pocos que no trabajan por que no quieren,no son el millón y medio del que habla el señor campechano por supuesto, pero SON . Precisamente uno de ellos me decía no hace mucho, que el, por 800€ no trabajaba, hoer, yo lo hago por 400, que esta la cosa muuu mal, en fin

  6. Hola Necronomicón.net no dudo que el tío sea campechano e incluso sea hasta divertido tomarse una cerveza con él, pero es un administrador de lo púbico, no un colega ni un familiar.

    Los personalismos cuando de gestión se habla, la verdad, no me interesan demasiado.

    Me parece más hipócrita aún, si es tan humano y cercano como dices que suelte eso en televisión acusando a un montón de gente y a bulto con una generalización sólo por buscar aplausos, por parecer «ingenioso» me parece una contradicción gorda.

    De un político no se busca que sea chisposo, más bien que sea efectivo que para eso se le elige.

    Pero vamos a lo realmente interesante, ¿contarás lo de tu estreno con detalle algún día? :P
    Salud

  7. (Soy cántabro, no votante y no me caso ni con dios).
    A revilluca no le falta razón, no te creas.
    Es cierto que las probabilidades de que “quien mucho habla” se equivoque más, que al presidente se le calienta la lengua, que es populista, que debería dejar de visitar platós; pero también es cierto que está haciendo una buena gestión en Cantabria, al menos si lo comparas con presidentes anteriores.
    El tipo (al que he servido más de un café) es así de “campechano” y es normal verle atender a ciudadanos sin cita previa, no tiene chofer, ni coche oficial y sí: fuma puros. Yo también perdí la virginidad con una puta, por cierto.
    Si pongo en la balanza a revilluca y a otros estiraos, me quedo con revilluca. Hay un bar frente a la sede del gobierno regional, todos los años, en navidades, se junta allí un grupo de chavalitos en nochebuena para hacer su botellón; ya es un clásico que el presidente les baje un par de botellas de cava y se haga unas fotos con ellos.
    Populísta si, pero de hipócrita no tiene nada.
    Del “heredero” no comento, ya me he extendido demasiado.

  8. ¡Como cántabro y de profesión alto y portador de barba exijo una disculpa! Es broma, es broma.

    Lo peor de todo es que la inmensa mayoría de la gente que me rodea ve esas cosas en la Noria y les encanta, luego lo comentan en el bar de turno y se inventan unas soluciones tan sencillas como fácíles de llevar a cabo. Ahora se habla mucho de las cargas fiscales a las empresas, y siempre está el portavoz de la verdad (la cervecita en la mano) que sabe que bajando las imposiciones de la SS aumentaría el número de contratados. Luego da la casualidad que ese señor está jubilado y le dices que de dónde se va a sacar el dinero para pagar su pensión y ya se lo piensa dos veces, o dice que ZP le pida a los bancos el dinero que les dió.

    Lo de los dos hipócirtas no es más que una representación de la idiosincrasia española, con la única afiliación de estar al sol que más calienta.

  9. Yo diría que la definición de hipócrita es quejarse de que el príncipe hable del paro y lo defina como una tragedia ¿Acaso le parecería mejor que no lo mencionara? Este tipo de críticas reversibles, malo si hablas, malo si callas, si no hace que me hierva la sangre, por lo menos sí que hace que me suba la tensión…» autor: iramosjan

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.