España, un país de muñecos regidores

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

España, un país de muñecos regidores

 

España, un país de muñecos regidores.

Viñeta del 29/05/2017 en CTXT

Más de lo mismo con idéntico resultado.

El 26 de mayo, el Ayuntamiento de Cádiz aprobó la concesión de uno de los mayores galardones de la ciudad (medalla honorífica de oro) a la estatua de una virgen. Votaron a favor los partidos PCSSP (Podemos), PP, PSOE y Ciudadanos. En contra Ganar Cádiz en Común.

Ahora falta conocer el día que se impondrá la medalla a la estatua, supongo que esto dependerá de la agenda del objeto inanimado. Porque no es algo simbólico, le cuelgan una medalla de verdad y aplauden y todo eso.

Que Podemos haya aceptado esta cantinflada ha creado un cortocircuito con tormenta de incoherencias entre los acríticos de Podemos, que son legión y que comulgarían con cualquier cosa con tal de no admitir que su partido ha hecho lo mismo que lleva haciendo desde hace décadas el PP y el PSOE. También IU, alguna que otra vez. Y el franquismo desde mucho antes.

Se han tenido que empeñar a fondo para encontrar una justificación que no existe. Se agarran a que lo ha pedido «la gente» (petición con 6000 firmas) y con eso ya no era necesario preguntarle a nadie más, algunos incluso siguen manteniendo que el alcalde de Cádiz no quería y que se hubiera aprobado igualmente, pero al final lo que queda es que no han hecho ni el gesto tibio de abstenerse ni el contundente de votar en contra.

Ninguna confesión tendrá carácter estatal

El artículo 16.3 de la Constitución Española establece que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”, pero el resto de palabras que habla de la cooperación con la iglesia católica y las demás confesiones, es el veneno del texto. Ahí muere el carácter aconfesional del Estado

España, un país de muñecos regidores

 

 
   

Con este panorama, no es extraño encontrarse con situaciones ridículas y bochornosas en cualquier pleno de cualquier ciudad o pueblo. Sirva de ejemplo este de 2008. Morón de la Frontera (Sevilla)  el alcalde Manuel Morillas (PP) hace el ridículo más allá de los límites de la vergüenza ajena.

 

 

Por cierto, en 2012, Manuel Morilla, junto al también exalcalde de Morón José Párraga (PSOE), aceptó una condena de siete años de inhabilitación para ejercer empleo o cargo público. Además recibió una multa de 1.095 euros por un delito continuado contra la ordenación del territorio. Concurría además un supuesto de prevaricación urbanística. Mucho golpe de pecho, pero los pecadillos de la corrupción que no falten.

 

Y es que la obsesión por encalomar vírgenes, cristos, santos, misas y otras historietas de rollos religiosos en la esfera pública no es algo casual y espontáneo.

España, un país de muñecos regidores

En 2014, el Ministerio del Interior concedió la Medalla de Oro al Mérito Policial a una virgen

¡Viva la Virgen del Carmen!

Sí, el absurdo siempre puede ir más allá. Basta ver esta intervención en el Senado español, se trataba de la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del 16 de julio de 2015.

Pedro José Pérez Ruiz, senador del PP, secretario de la comisión  y antiguo alcalde (1991-2007) de San Pedro del Pinatar (Murcia)  aprovecha para gritar: ¡Viva la Virgen del Carmen! Para que conste en acta, asegura.

 
   

 

Y así terminó constando en el diario de sesiones (PDF), risas incluidas:

España y sus medallas a santos y virgenes

Más de 200 medallas y otras distinciones a objetos inanimados

En la web de la asociación Europa Laica se puede consultar una lista actualizada con la relación de organismos públicos que han otorgado honores y distinciones a entes religiosos, 215 en total.

168 alcaldesas perpetuas, casi todas vírgenes. 19 alcaldes perpetuos, la mayoría cristos. 28 medallas de oro o de la ciudad, y algunos otros honores militares a entes religiosos. Como por ejemplo un fajín de teniente general del Ejército o de la Guardia Civil.

España, un país de muñecos regidores

 

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

4 comentarios en «España, un país de muñecos regidores»

  1. Pero como se moderniza todo, por lo que veo le han cambiado el color a marrón y el sabor a cuetera. Recordemos aquella famosa cancion: ‘que llueva..que llueva la virgen de la cuetaraaa….
    Legiones de niños pobres pasaran a comulgar , pues, hay va la ostia! Me pregunto si hay que comerla toda de
    golpe, cual polvoron , o si sobra se puede guardar pal
    desayuno, pues no soy muy de iglesia….para mandar a
    los churumbeles con la bolsa. Dónde estan los asesores
    eclesiasticoshhh, para estos casoshh?
    Me temo que todo sea publicidad engañosa.

  2. A mi eso de ‘168 alcaldesas… casí todas son virgenes’, me suena que alguna le han colado, investigaremoss.
    Dónde estan los sexadores de pollos, eh?, fácil solución para no molestar a ‘naide’ sería ponerlas de verano, es decir hacer de su capa un sayo. Una virgen en minifalda que fuera a ver los toros se?ía lo nunca visto, atraería muxo turismo…no me gustaaa que a los toros..lleves la minifardaaa…, dirían los seguidores de EscrivaDeBalaguer o de otro sitio.
    Lo que más me gusta de las mujeres virgenes de entre 30 y 40 , es que todo lo agradecen aunque sea un gatillazo.
    También se puede hablar de las coronas, de los bordados
    de los ciemil hijos de SanLuis de Hinojosa….

  3. Le felicito, ‘juguete comanchi, juguete completo’, para enmarcar, texto y viñetas bien trabadas. A mi solo me quedan los ‘sifones’ bl, br, cl, cr, dr, fl, fr, gl, gr, pl, pr, y tr.

  4. Es un sinsentido, o un sinloscinco, lo más chocante parece ser la recogida de firmas por las criticas a dicha condecoración, queriendo justificar dicho entuerto. La ‘co herencia’ viene justificada por el ‘largo medallero’ a dichos seres inanimados, las poltronas hacen lo otro.
    La medalla supongo que pondrá en el canto: una, grande
    y libre y será de chocolate. Ahora bien, a podemos habría que condecorarlo con un Medallon de merluza.
    Hombre, ahora entiendo, casí tenían más dignidad lass condecoraciones franquistas al «mérito del trabajo», eran grandes sí, pero pesaban demasiado para ser oro, no fuera que fueran a hacerse ricos y mandaran al régimen y al empresario atomarporculo.

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.