Historia de un comentario

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

Historia de un comentario

 

Pues sí, algunos tienen algo que celebrar. En pleno 1 de mayo empiezo en un nuevo trabajo y nació de un simple comentario.

Lo que en principio a más de uno le podrá parecer un post desde el ombligo, para mí es mucho más por lo que representa, es la historia de un comentario con final feliz. A veces pequeñas acciones devuelven agradables sorpresas.

Todo dibujante de viñetas sabe lo que se siente cuando se envían dibujos, a diarios, revistas y otros soportes y no se recibe contestación.

En el mejor de los casos se recuerda al menos la alegría inicial. La de encontrar una carta en el buzón (antes se enviaban esas cosas ). Un sobre con el membrete de esa revista o diario al que habías enviado tu portafolio. La abrías con la esperanza de que te habían admitido como parte de la plantilla, publicar,  trabajar. ¡Menudo chollo!

Pero al abrirla encontrabas otra de esas respuestas tipo, frases idénticas a las que llevabas recibiendo durante años de muchas otras publicaciones. Sólo quedaba el consuelo del «menos es nada» y la ilusión del próximo envío pasados los momentos de derrota, a la que acababas siendo inmune.

La historia de un comentario

Historia de un comentario

Ese comentario de febrero, tan breve como informal  en el blog 233grados recibió una respuesta positiva tres días después de haberlo dejado, una semana más tarde tuve un momento de felicidad y aunque aquel día no pude contarlo (las ilusiones las carga el diablo)

Buenas noticias

lainfo-icoAquel día ya había cerrado el acuerdo con ellos para la publicación de una viñeta semanal durante un año en  lainformacion.com de Dixi Media en la que trabaja más de un buen colega de los que andan instalados en internet.

Enseguida recordé la ilusión que me provocó en el pasado la firma de lo que fue mi primer contrato serio y formal, uno de verdad. Un papel en el que rezaba mi nombre como dibujante de viñetas en el ya desaparecido El Correo de Málaga

 
   

Mucho han cambiado las cosas desde entonces. Sobre todo que se puede decir que gracias a estar en la red y a arriesgar a querer divertirme y trabajar en ella como territorio silvestre me ha permitido dar otro paso más hacia eso que siempre he querido hacer.

Y  quiero permitirme esta licencia aunque sea sólo por hoy y por un rato, la de alegrarme por cruzarme con alguien que acepta el compromiso de publicar viñetas.

Alegre de no haberme quitado las orejeras  ante los pesimistas crónicos y los que no apuestan por nada ni por nadie.

Alegre de todas las equivocaciones. De las risas, los cabreos, mordeduras de lengua y también de las salidas de tiesto que he dejado por aquí  más de un día. Y espero seguir dejando.

Satisfecho de lo aprendido, de haber hecho esfuerzos por intentar olvidar igual de rápido éxitos y fracasos, alegre de haberme atrevido a arponear a aquellos tiburones con pinta de emprendedores que prometían oro pero recordando por encima de todo eso a todos y cada uno de los que dejaron una palabra de ánimo o me ayudaron sin ansias rédito.

Alegre de seguir intentado aprender a saber decir no cuando es necesario , a callar pero sólo lo justo cuando toca y también de las colaboraciones convencidas.

La rutina «nueva» diaria

Ahora,  acostumbrado al ambiente personal del blog, sólo me preocupa un poco no tener nunca la sensación de publicar «fuera de casa». Tampoco  tengo claro, ni me inquieta demasiado,  lo que durará esta aventura que comenzó con un simple comentario.

Lo único que tengo claro es que el arma más potente que se puede uno echar al hombro para dedicarse a esto del garabato, es tener  siempre la mochila grande bien cargada de independencia. Por mucho que pese, para que te acompañe allá donde haya que dirigirse.

Desde hoy, todos los jueves  se publicará una viñeta en lainformacion.com.  Además, muy pronto, estrenará su sección dedicada al humor, un espacio más que necesario en tiempos de sustos y caretos largos.

Y espero puedan perdonar la auto-fellatio de hoy. No todos los días se puede contar una historia así.

 
   
Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

33 comentarios en «Historia de un comentario»

  1. Qué bueno.

    Los digitales deberían apostar más a menudo por el humor gráfico de cierta calidad, que a veces parecen como la siete y media: o bien se pasan poniendo cualquier casa o peor aún, no llegan y no publican de nada.

    Felicidades a los premiados.

    Y que quedo con esto:

    «El arma más potente que se puede uno echar al hombro para dedicarse a esto del garabato, es tener siempre la mochila grande bien cargada de independencia para colgársela al hombro, por mucho que pese, y que te acompañe allá donde haya que dirigirse.» :D

  2. enhorabuena, te lo has currado. Yo te hago la propaganda que puedo, en catalán son pocas visitas pero piensa que en castellano son una smilmquinientas cada dia que no está nbada mal y lo tengo en primer plano, pa que se vea junto con el enlace. Felicidades de nuevo.

  3. ¡Felicidades y enhorabuena! Ojalá salga adelante esa sección de humor y que formes parte de ella. A ver cuando pasas de sólo los jueves a una viñeta diaria. Porque lo mereces, sin duda.

  4. @El Trujas: @Francisco Mesa: Todo sigue igual, sólo que los jueves se publicará en lainformacion en la sección de humor que van a abrir creo que en un par de días.
    Aquí seguiré publicando como hasta ahora y si los jueves hay tiempo haré doblete :D
    ¡Que no falten viñetas!

  5. Pues mi mas sincera enorabuena tio¡¡ te lo mereces , los grandes artistas siempre encuentran algo no? a darle duro te seguiremos por allí también¡¡

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.