¿Quieres recibir los artículos en tu correo cuando se publiquen?

Impresora multifunción Canon PIXMA TS3350, modesta pero eficaz

Visitas: 409
 

Este post NO contiene ningún enlace de afiliado ni nada similar. Cualquiera de los productos citados ha sido comprado en lugares con los que no tengo vínculo de ningún tipo.

En casa hacía falta una impresora y esta es la segunda que compro en mi vida. Para que se hagan una idea de lo que ha llovido entre una y otra, la primera fue una multifunción HP con teléfono (sí, uno de esos con cable trenzado y todo) y FAX, que por aquellos tiempos aún era algo de uso cotidiano.

Era una HP Officejet 4255 All-in-One. Me ha dado por rebuscar y creo que apareció en 2004 y dejó de fabricarse en junio de 2006. Calculo pues, que entre aquella y la nueva han pasado casi dos décadas.

La nueva es una Canon PIXMA TS3350 que imprime, copia y escanea. No entraré a detallar sus especificaciones técnicas porque eso, además de ser un tostón, pueden leerlo ustedes en el manual del fabricante (PDF).

El aparato llega en una caja de esas que no me gustan porque tiene fotografías de todo menos de lo que interesa, que es el cacharro en sí.

En su parte delantera parece un folleto de esos de los testigos de Jehová, aparecen una personas guapas y sonrientes simulando alcanzar el éxtasis mientras trabajan en la oficina y por detrás más fotos de relleno que no necesito.

En su interior está todo comprimido, envuelto en plasticuchos y bien protegido entre corchos.

Lo primero que hay que hacer tras sacarla de la caja, es quitarle unas pegatinas rojas que aseguran las distintas piezas móviles y quitarle una pieza plástica de protección que está metida en el alojamiento de uno de los cartuchos.

Se le insertan los dos cartuchos de tinta, blanco y negro y color, que se incluyen, se enciende y ya está en orden de marcha para imprimir.

Al tratarse de una impresora que no superaba los 40 euros cuando se pidió, no esperaba gran cosa. Lo primero que delata su ajustado precio es la calidad de los materiales que te dejan claro que se trata de una impresora de gama tirando a bajita. Sin embargo, se desenvuelve bien para un uso doméstico.

Como tengo por costumbre leer toda reseña que soy capaz de encontrar antes de comprar algo, en casi todas las de esta impresora había algo que se repetía bastante. El acabado de las tapas y el armazón es flojo, todo se siente de plástico muy finito y ligero.

Si bien es seguro que no soportaría ni dos segundos un cuadro flamenco actuando sobre ella y que si se cae, aunque sea desde poca altura, se convertiría enseguida en un puzzle de 50000 piezas, no es tan exagerado como algunos apuntan. Al menos en su armazón. Eso sí, es aconsejable ubicarla en algún mueble con puerta o fuera del alcance de mascotas y niños.

El manejo es muy simple así como sus tres modos de uso. Por wifi, desde la App de Canon o manualmente a través de las teclas de función de su panel.

Por wifi ha sido coser y cantar. Una vez que se conecta a la red, el PC la encuentra enseguida y no hay que hacer nada más.

Donde he encontrado más dificultades ha sido desde la App para el móvil a la hora de imprimir algo sólo en B/N está opción un poco escondida y resulta confuso el camino para llegar a ella.

El software para PC es decente, consta de dos programas que no tienen mucho misterio. Uno es exclusivo para la función de escáner (IJ Scan Utility) y el otro para las cosas de la impresión (IJ Printed Asssistant Tool) .

La función de escáner, el único uso que le daré a este aparato, cumple, aunque no es mejor que la de mi veterano, trillado e indestructible escáner dedicado, un Epson Perfection V30 que me acompaña desde 2009 y que costó 90 euros en su día.

La impresora no es precisamente silenciosa, aunque tiene una opción de "configuración silenciosa" (pendiente de probar para comparar). El ruido más gordo lo hace al pillar el papel y mover otros resortes previos a la impresión montando un traqueteo importante. Después, la impresión es algo menos escandalosa que los preliminares y es bastante rápida.

Aquí la tienen imprimiendo tres párrafos cortos.

No se asusten del acabado en la foto, no se imprime corrido ni emborronado, es una foto con macro que muestra más detalle de la cuenta del grano del papel. El aspecto final es el habitual y esperado.

Los dos cartuchos que se incluyen son los de menor capacidad y duran un suspiro. Al menos no es necesario tirar del de color para imprimir en B/N, lo que no sé es si necesitará el de B/N para imprimir en color, aunque entiendo que sí.

Los cartuchos originales no son baratos, aunque los he visto algo mejor de precio en tiendas de otros vendedores aún no he rebuscado para saber si existen cartuchos de otras marcas que sean compatibles.

La marca COCCINK comercializa los cartuchos PG-545XL (Black) remanufacturados que son compatibles y vende dos cartuchos por unos 31 euros, es decir, la unidad sale casi la a mitad de lo que cuesta un original.

En resumen, una impresora económica, aunque no lo son sus cartuchos originales, fácil de configurar con unas prestaciones decentes y un acabado modesto en cuanto a materiales de fabricación.

¿Quiere que pruebe y

reseñe su producto?


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados


Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

Este blog se aloja en LucusHost

LucusHost, el mejor hosting

Tu WordPress puede volar

Servicio de optimización