Marcarse un Gordillo

 

Marcarse un Gordillo

Marcarse un Gordillo

Hoy el SAT ha realizado un Flashmob en unos supermercados y el viral ha resultado un éxito.

Resumiendo muy mucho, los afiliados y/o simpatizantes de este sindicato,  es decir, unos 400 colegas,  han llenado una flota de  30 carritos con alimentos básicos de dos supermercados, Carrefour en Arcos de la Frontera (Cádiz)  y  Mercadona en Écija (Sevilla)   con la idea de llevárselos expropiados y entregarlos a un comedor social.

En Cádiz no lo consiguieron, pero en Sevilla sí. Allí  lograron sacar nueve carros de comida.

Entre los jornaleros de Écija se encontraba Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda y diputado de IU en Andalucía,  de ahí que alguno, que aún no se ha enterado bien del asunto, siga creyendo que Gordillo, en solitario y armado con un lanzamisiles, había atracado la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

En este país, a muy pocas cosas se les llama robar con tanta pasión como cuando un comunista roba comida.

Si alguien se marcha sin pagar de una terraza decimos que ha hecho un sinpa, si recorta servicios públicos decimos que ajusta y si manga los ahorros de sus clientes son cositas de los mercados.

Pero no hagamos demagogia con comparaciones absurdas, que esto es muy grave. Gravísimo. Puede sentar un precedente de repercusiones imprevisibles,  la gente querrá comer gratis cuando no tenga dinero ni trabajo y creerá que puede hacerlo, como si viviera en una sociedad con tripas.

El caos puede desatarse en cualquier gran superficie si un cliente grita ¡Gordillo! cuando le pasen la cuenta.

Y también es peligroso porque es posible que el que debe velar por la paz social decida colocar retenes de antidisturbios en los supermercados para que todo sospechoso de pasar hambre pueda ser acusado de terrorismo e inmovilizado y detenido en la línea de cajas.

Socializar alimentos sin violencia, así lo definen, es mucho más que una frase de homenaje a las colectivizaciones de antaño. Es una réplica mordaz y brillante a la neolengua tan de moda estos días.

Y sólo por eso, ya ha sido un éxito, porque por encima de detalles legales, fobias políticas y manías persecutorias, por unas horas se ha hablado de esa gente que necesita alimentos sin tener que verlos sentados en una esquina, retratados en la típica estampa sensiblera de la mendicidad, de la que ya estamos inmunizados.

De esa gente que cuando ya no tiene nada, deja de existir.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

32 comentarios en «Marcarse un Gordillo»

  1. Ahora según el Jueves, el dueño del mercadona ha accedido ilegalmente a la casa de Gordillo, al objeto intentar recuperar algo con lo que resarcirse.

    Al final Gordillo le regaló su pañuelo palestino y ambos se hicieron una foto con los guardias civiles que acudieron, y que no sabían bien a quién tenían que detener o escoltar.

  2. Pues a mí la verdad, me parece que ésto debería ser obligatorio para cualquier Gran Superficie. Sería un parche, sí, pero mientras los auténticos ladrones (que todos reverencian llamándolos presuntos) bueno es que la gente que no tiene nada de nada, coma algún día para variar.¿Sabéis cuánto se tira en los supermercados cada día? Yo he visto robar en uno con conocimiento de las cajeras que decían: es un asiduo, lo hace constantemente pero no le podemos hacer nada,. Quizá, pienso yo, que les cuesta más trabajo la parafernalia de la denuncia que lo que se ha llevado bajo la gabardina el sujeto de marras. Detesto el robo pero detesto aún más la injusticia. Ya que no todos tenemos un trabajo digno, al menos que todo el mundo tenga la dignidad de no tener que mendigar un mendrugo de pan. Que ésto sea una noticia comparable a la que provocó Bankia en su día (a Bankia lo trataron con más respeto, por cierto) me parece tan estúpido…

  3. Benito,
    Reducir costes en personal a cargo de la indemnización por despido improcedente, disminuida de 45 a 33 días por año trabajado, es un coste para la sociedad en su conjunto, pues familiares y amigos tendrán que «ayudar» un poco más al que se quede en la calle. Y en el caso de mercadona, que no ha reducido sus beneficios durante la crisis, pasa a suponer un beneficio.
    Pero sí este primer coste no te parece tangible, vamos con uno que afecta a todos, reducir el coste de personal a través de deducciones en las cuotas a la seguridad social que debe abonar una empresa, es un coste para la caja del sistema de la seguridad social, de la que dependen nuestras prestaciones presentes y futuras.

  4. @ yolanda:

    ¿Desde cuando los beneficios de Carrefour/Mercadona (o cualquier otra empresa) son MI dinero?

    Dejémonos de demagogias que no llevan a ningún lado.

  5. @ Miguel:
    «Si quieren socializar, que lo hagan con SU dinero» .
    Precisamente los beneficios de esas grandes cadenas de supermercados (y otras empresas) son NUESTRO dinero . Para abreviar : El despido por ventipocos días al año hace que robar comida en el mercadona sí sea socializar los beneficios .

  6. @ LeandroTO: No creo en las personas actuan por instinto gregario. En cuanto a lo de las chuches..pero, ¿no las regalaba Rajoy?, pues que corra su madre. Un saludo.

Los comentarios están cerrados.