Odio y entretenimiento

 

Odio y entretenimiento

Odio y entretenimiento

Telespectadores Asociados de Cataluña (TAC) pidie la retirada del programa de Atenta 3 «El diario de Patricia»

La Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas exigirá a Atenta 3 que pida perdón por su frivolidad y su falta de responsabilidad por llevar a su programa «El Diario de Morticia» a una pareja para que se reconciliara a pesar de que al hombre se le había impuesto una orden de alejamiento.

Horas después de acudir el programa la rajó acabando así con la vida de su ex-pareja.

Esto me hace recordar a esa popular expresión de «¿Tiene que morir alguien para que se actúe?» No debería hacer falta pedir su retirada, simplemente no entiendo el motivo de su basurienta existencia.

Me parece una porquería que la noticia sea planteada por la mayoría de los medios importantes como «El hombre que estuvo en el diario de Patricia asesina a…»

La jerarquía de importancia infomativa parece ser:

1-El asesino
2-El Diario de Patricia
3-La asesinada
4-Que era rusa

El programa es una mierda desde su primera emisión, Atenta 3 ha demostrado (una vez más) que no les importa la catadura moral de sus invitados.

Cuanta más basura pestilente mejor, sean depravados, asesinos, maniacos… lo importante es conseguir lobotomizar cada día más audiencia.

Otro día hablaremos de sus Informamiedos


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

16 comentarios en «Odio y entretenimiento»

  1. Anotado Mara, lo tendré en cuenta, se agredece el apunte de apoyo.
    Es más que probable que cualquier día en un mal zapping se me vuelvan a abrir las carnes con un Informamiedos de A3.

  2. ¿Para cuándo publicarán los nombres de mujeres que ponen denuncias falsas (más del 80%) para sacar más tajada en el divorcio?

  3. Posiblemente, ese hijo de la gran puta, hubiera hecho lo mismo; pero lo que para mí es seguro es que, cualquier equipo de periodistas puede asegurarse de que sus invitados no son peligrosos,
    sin embargo, parece que el requisito previo es que lo sean.

    Otro punto es el hecho de llevar a la gente engañada a los programas; creo que, con unos cuantos argumentos legales, se les podria acusar de secuestro, puesto que una vez en el programa para irte has de superar un montón de «barreras».

    por mí, que metan en la carcel a la Patricia esta.

Los comentarios están cerrados.