Que abandone Rita

 

Que abandone Rita Esta es otra noche de esas de teletiendas, colacao con galletas y dibujos. Cuatro trabajos para el día 20 y el ánimo en la montaña rusa.

No es la primera vez que me veo en estas, no es la primera vez que lo intento.

Pruébalo tú, echa mano de aquello que te gustaría hacer, de eso que siempre quisiste hacer. Déjalo todo, no vayas mañana a trabajar y hazlo. Apréstate a sufrir…

El desánimo y la sensación de soledad es similar al mono del tabaco, te hace sentirre infeliz por unos minutos, otras veces te sientes idiota pero al rato una ráfaga de euforia traicionera te da una torta sin avisar.

 

euro-molestar.gifLa persistencia es converirse en un obstinado en grado masoca y tiene distintas etapas. Dependiendo de en que momento atravieses cada una de ellas permaneces o desistes pero cuando las has pasado todas te conviertes en un zombie y sólo te mueves hacia adelante.

Un blog es una buen cubo para dejar esos momentos jodidos o felices, al escribir o dibujar la nueva cosa sube y la anterior va bajando hasta terminar pedida no se sabe dónde, Apagas y al encender al día siguiente… todo ha sido nada.

Cuando llegas a ese punto dejan de importarte las corrientes, los consejos del gurú, los 15 de minutos de fama y la lista de los más sapientes. Un día descubres que leer/ver a todos supone un empacho de influencias y una autocrítica cruel.

La endogamia pastelosa del artisteo es un teatrillo cansino, un cementerio de copias de las copias una copias copiada de una copia de algo, los 15 mejores abrelatas de la historia, los 100 blogs que hay que leer mañana, el verdadero color del bigote de hitler, la última versión de chukufluski…fulanito entrevista a menganito que ya fue entrevistado por futanito recomendado por zutanito, amigo del maestro manganito…

euro-blog.gif

Pero es lo que hay, dicen que el mundo es de los valientes, de los mismos valientes que también dicen que está el cementerio lleno. A nadie obligan a dedicarse a una actividad artística pero es quenuestro mercado es un mercadillo.

Se regatea con todo menos con la fecha de entrega, no se discute nada salvo el precio del trabajo, se pide mucho y se exije descaradamente que sea muy barato.

euro-ayuda.gifEn este país nadie quiere pagar las ideas, muchas empresas creen que las ideas se descargan de internet y photoshop hace el resto de manera autónoma mientras el artista toma unas cañas con los amigos.

Cuando se inician las negociaciones todo parece una conversación con el teléfono de la esperanza, pero entregada la primera pieza de repente se convierte en una llamada de reclamación al servicio técnico de una compañía telefónica.

Los dibujos que ves por aquí salpicados pertenecen a las páginas de una revista que cierra, tras poco más de dos años desaparece y una parte de mi sueldo con ella. Esto sucede siempre así. Cuando empiezas a acercarte a una cantidad casi decente cierran o se buscan a otro o simplemente se prescinde del los dibujitos con lo que  vuelves una vez más al punto de partida.

euro-minorias.gifCuando dibujas e intentas vender lo que haces te cruzas con personas que se sorprenden de tener que pagar por lo que haces. Te imaginan bohemio y ermitaño, desprendido y altruista o despreocupado y adinerado pero siempre se sorprende de que le pases presupuesto.

Algunos hasta se indignan cuando solicitan tu trabajo alabándolo previamente cuando descubren que tiene precio.

Hay que ir terminando este post tostón que sólo leerán cuatro. Me apetecía volver a decirlo:

No pienso abandonar.

euro-nuevo.gif


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

14 comentarios en «Que abandone Rita»

  1. Todos tenemos esos momentos alguna vez, y quieras o no siempre acabas saliendo. Todo mejorará y tendrás épocas mejores, ya verás. Buena reflexión, saludos

    UnoCualquiera

  2. No es la navidad, ni pretendía una entrada llorica, de vez en cuando viene bien escribir para uno mismo como acto egoista de descarga pública.
    El blog es como tu barrio que te permite esas licencias en ocasiones un poco ñoñas…
    Quizás no debí poner eso de «los cuatro», espero que los nuevos (y seguros) brotes de optimismo sean más fuertes.
    Nada pasa, todo fue ayer.

Los comentarios están cerrados.