Política de garrafón

Eso de la blogocosa política que prometía estirar el gaznate como una alternativa a  partitocracias galopantes, a bipartidismos catetos y a encantadores de ratas decepciona por sectaria. Pero es que en algunas ciudades esa blogocosa  ni existe. Al final los cuatro comisarios del feed de

Tu WordPress puede volar

Servicio de optimización