Política de garrafón

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

gobernar

 

Eso de la blogocosa política que prometía estirar el gaznate como una alternativa a  partitocracias galopantes, a bipartidismos catetos y a encantadores de ratas decepciona por sectaria. Pero es que en algunas ciudades esa blogocosa  ni existe.

Al final los cuatro comisarios del feed de la política nacional, a la sazón guruses aclamados, son seguidos con el fervor del zombie hipnotizado sin opinión propia, bastará un enlace y cuatro palabras para seguir metiendo a la plebe en el cubo de la mediocridad  de cualquiera de los dos pensamientos únicos predominantes.

El caviar podrido de la política nacional, servida por los medios con una estética audiovisual dramatizada y artificialmente decorada para darle un aspecto de importancia capital tiene su reflejo en la política local. Es la misma política de garrafón pero con la diferencia de que el envase es más cutre y para verlo basta asomarse a cualquier pleno «de provincias».

cine-mudo-1

Los plenos locales son el ejemplo más ridículo y cachondo de la falta de transparencia de los políticos que siempre están calentando banquillo con las piernas inquietas intentando llamar la atención del gran entrenador y líder espiritual regional, provincial, autonómico o nacional para poder garrafear entre maderas nobles.

La otra noche me crucé con un pleno de estos, servido a saco por la tele local, sin comentarios, sin análisis previo ni posterior, ni pausas ni cartón, un bruto muy bruto a una sóla cámara en directo.

Cobardía plena

El pleno local tiene el aforo  de cobardes casi completo, salvando a algunos asistentes fieles,  en el salón de cuadros con marcos de pan de oro magro y cortinas gordas se da cita  lo más florido de la demagogia rural.

narices-La prensa local

Colectivo carente de valientes de esa tan cacareada profesión liberal que no se pierde una cita plenaria para seguir practicando la tarea fácil, despreocupada y casi insultante de servir de simple, pero nunca inocente, altavoz como prolongación del gabinete de prensa del partido gobernante o del que despierta más simpatías a su honorable director y/o propietario.

 
   

La prensa institucionalista que practican por defecto hace que no se note la intención de impulsar ningún medio de comunicación municipal, no existe ningún medio de comunicación municipal, ni de papel, ni de radio ni tele. Entre todos los «privados» les hacen el trabajo de propaganda, la opinión tiene en estos medios una presencia casi simbólica.

narices-Izquierda Unida

Ahora en cogobierno con los socialistas, aquellos que ayer parecían  presentar batalla sin tregua en muchos frentes ahora han pasado a ser concejales de refuerzo y la palabra que más pronuncian desde que ocupan los bancos de los que mandan es «abstención».

cine-mudo2

Se abstienen por conservar plaza, se abstienen a cualquier cosa. La cobardía les impide plantar batalla, entregaron las llaves de su partido con el pacto en las últimas locales.

Ya no se atreven a practicar la política de las ideas, han adaptado sus aspiraciones por «lo social» al ejercicio  teatral del funcionariado de apoyo a la mayoría reinante. Los mismos que nos comían el tarro con «la fiesta de la democracia» y que nos pedían a boca llena que acudiéramos a las urnas para ejercer el derecho más maravillosos del mundo ahora coleccionan abstenciones.

cine-mudo-3

narices-El PP

El PP practica la cobardía del rumor y sospecha, la insinuación distraída con provocación sistemática para convertir todo en choques personalistas entre subterfugios y acusaciones subliminales. Las piedras tiradas sin manos.

Siguen su guión de conceptos manidos con alusiones a favoritismos por la mera posesión del carné de la rosa en puño, pero su juego de no agresión frontal les acaba llevando al marrulleo olvidando su verdadero trabajo que debería  ser el de mostrar y demostrar una alternativa válida, aunque tampoco encuentran pasillos para abrise paso entre el cerrojo de la maquinaria socialista muy bien engrasada por el tiempo.

 
   

cine-mudo-4

narices-Los socialistas

Son el sedimento sólido de la política intervencionista y se llevan realmente mal con eso tan atrevido y descarado de la participación cuidadana, aunque parece que se nota un leve incremento de público asistente a los plenos, el alcalde no pierde ocasión para recordar de que al pleno «se puede asistir pero no intervenir» incluso suelta alguna que otra opinión con semblante irreverente al público cuando algunos abuchean o aplauden cualquier intervención que no le agrada.

El «Arcarde» parece estar gravemente afectado por el yoismo de la soledad  del guerrero a pesar de tener una legión de concejales y suele llevar siempre más allá su función de moderador, para recordar y recordarse cada dos frases  que «él es el que manda»

cine-mudo-5

narices-El PABA

Sí, existe un partido con ese nombre tan propenso a chistes varios, el único representante en el pleno del partido de anejos y barriadas gastó bastante pasta en  una campaña efectista durante las últimas municipales y consiguió votos suficientes para hacerse con un concejal.

Su portavoz, poco tiroteado en el juego lenguaraz de la política y con una oratoria muchas veces en tono plano con abuso de lecturas somnolientas, suele tener destellos de gracejo que encierran intentos de hacer una política algo más cercana. Lástima que el partido se muestre tan abiertamente en la mayoría de las ocasiones como un partido sólo anti-psoe

Los plenos muncipales son política de garrafón, una mezcla de una copia ridícula de los debates del estado de la nación y una discusión de tasca, una mina de gazapos y gambas del lenguaje, un club de la comedia masivo con humoristas de corbata y canesú.

cine-mudo-6

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

5 comentarios en «Política de garrafón»

  1. Los plenos locales son el ejemplo más ridículo y cachondo de la falta de transparencia de los políticos que siempre están calentando banquillo con las piernas inquietas…

    y, obviamente, poniendo el cazo.» autor: KELOLO

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.