Terrores para todos

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

160807-terremoto-peru.jpg

 

Las mafias italianas hacen morir a pistola en Alemania, en España los coches matan más personas que el año apasado. En Perú la tierra tiempla con nota de 7.9 y se lleva unos pocos por delante además de meter a otros un susto de dos pares de tsunamis tras el terremoto.

En el sureste asiático más de 8 millones de personas de quedan sin nada, con el tradicional Monzón este año ha venido más jodido que nunca, las tormentas tropicales en Filipinas hacen soplar una veraniega brisa de 165 Km/h.

En Corea del Norte llueve a torrentes desde hace días y se cepilla el 11% de las cosechas

Pero también el agua en formato riada se da un paseo por México mientras que en Iraq se muere al por mayor con explosiones como camiones que matan de quinientos en quinientos.

Los juguetes tóxicos americanos fabricados en China contienen venenos de colores y más de 46 millones de baterías de teléfonos finlandeses (también producidas en China) se ponen peligrosamente calentorras y hay que retirarlas.

Y China cabreada  paraliza  toneladas de galletas americanas hechas en Indonesia ¿con aluminio! ( ¿De qué harán los cierres los en Indonesia?)

Pero para tóxica, Condolezza, que pretende declarar terroristas a los integrantes de las fuerzas militares de élite de Irán a modo de anuncio de la próximas verbenas al estilo USA que van a montar allí sus marines.

Dentro de nada será imposible morir de viejo.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

4 comentarios en «Terrores para todos»

  1. Los hay que viven de viejos, mientras otros mueren de jóvenes.

    El otro día mi hijo de cinco años me decía que los carnívoros, en referencia a los dinosaurios más terribles de la historia o a los felinos de la sabana, eran malos.

    Yo le dije que los carnívoros no son ni más malos ni más buenos que los herbívoros, puesto que se limitan a comer cuando lo necesitan; según la ley de la naturaleza. Serían malos, añadí, si de repente empezaran a matar sin hambre, o a acumular víctimas sin saber si se las llegarían a comer nunca.

    Después de esta última frase no pude evitar pensar en la raza humana. Y fue hacer esta reflexión y no saber como continuar, aunque mi hijo tampoco se atrevió a preguntar nada. Supongo que todo quedó más que claro.

    Jordi Ventura

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.