TVE y el dictadorcito

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

dictadorcito

 

El franquismo visto por los franquistas

El planteamiento de la entrevista de Bertín Osborne a Carmen Martínez Bordiú, nieta del dictador Francisco Franco, en el programa «En la tuya o en la mía»  recibió  quejas. En el programa  ‘RTVE Responde de octubre,  el productor ejecutivo de magazines de TVE, Julián Pérez Olmos contestó a alguna de esas preguntas y a otras del defensor del espectador mostrando una ausencia absoluta de autocrítica y un cinismo digno de reseña.

En una de las quejas que se muestra en vídeo, una espectadora llamada Roser dice lo siguiente:

Roser: Mi queja va referida al programa «En tu casa o en la mía»de Bertín Osborne, en concreto al día en que entrevista a Carmen Martínez Bordiú, nieta del dictador Francisco Franco.

Creo que se estuvo alabando la figura de un personaje histórico que dista mucho de ser un abuelito entrañable y que lo que fue realmente fue un dictador que durante 40 años oprimió al pueblo español. Creo que este contenido debería eliminarse de las redes y de la página web de RTVE, en el que aún puede verse, y creo que deberían pedirnos disculpas.

Ángel Nodal : ¿Por qué se decide invitar a Carmen Martínez Bordiú al programa?

Julián Pérez Olmos: A Carmen Martínez Bordiú se la decide invitar al programa fundamentalmente porque es un personaje muy mediático y es un personaje que ha sido habitual durante estos últimos años de los programas de corazón, de crónica social y dentro del perfil que teníamos en el programa de Bertín se decide contar con ella y prueba de ello es que sí ha despertado interés porque lo vieron casi tres millones y medio de espectadores. Y ese es el motivo fundamental, el interés mediático que despierta.

 

«La llamamos a la tele porque sale en la tele»
El argumento aquí es ridículo, propio de una privada que necesita basar sus movimientos en cifras de audiencia. Y apela como criterio principal a la audiencia, señalándola como prueba principal de que es algo que «la gente quería ver».

 

A.N: La segunda cuestión es la figura de su abuelo. Se le da un trato agradable, no hay ningún tipo de crítica, no se menciona la dictadura ni tampoco se le menciona a él como dictador. ¿Por qué?

J.P: Vamos a ver. El objeto del programa es un programa magazine, no es un programa de contenido político y las cuestiones que se abordan son cuestiones relacionadas con el personaje. Ese es uno de los motivos por el cual se le pregunta por el dictador, pero también hay que tener en cuenta que quien contesta es la nieta del dictador. Por tanto ella contesta como considera que tiene que contestar. Y si se le hacen las preguntas que el presentador y la dirección del programa en ese momento considera oportunas. Entonces… Hay que tener en cuenta quién contesta ahí y es que es la nieta del dictador, por tanto no tenemos más que añadir. 

 

 
   

Discurso de Ozores. Vuelve a escurrir el bulto señalando algo que ya sabemos, por obvio, que la que contesta es ella. Evita contestar abiertamente por qué se evita referirse a Franco como dictador. Se escuda en el formato «magazine» de sobar lomo para evitar cualquier referencia a códigos periodísticos. Nos quiere hacer creer que no hay un equipo de profesionales de la casa detrás del guión de esta entrevista . Es lo «oportuno», sin matices.

 

A.NYa, bueno, pero ella contesta de acuerdo a la pregunta que se le hace y lógicamente si tú no mencionas que ha sido dictador ella no va a llamar a su abuelo dictador.Quiero decir, ¿por qué nosotros desde el programa no ponemos un mínimo acento, una mínima crítica en la figura de su abuelo? 

J.P: Es que consideramos que el presentador está en su función de preguntar, no de ser más agresivo o más amableEs una entrevista conversación, se plantean todos los temas y no había motivo durante la duración de la entrevista para ser agresivo. Se le plantean las cuestiones dentro de un respeto al personaje y creemos que se le hace y sí se le pregunta, pero, insisto, quien responde es quien responde. Entonces nosotros no vamos a entrar a valorar la respuesta. Esa es su respuesta. Te puede gustar más o menos, pero es su respuesta.

 

En resumen, si no te gusta lo que hay, te jodes. El presentador no tiene por función ser más «agresivo», sentencia Pérez, sin embargo la amabilidad llega a puntos de algodón de azúcar. Argumento engañoso para volver a escabullirse.

 

A.NNos pide Roser la posibilidad de retirar este programa de nuestra página web y de las redes sociales.

J.P: A ver… Me parece muy aceptable que ella pueda solicitar eso y lo puede pedir, pero desde la dirección de programas magazines no está dentro de nuestros cometidos poder retirar el programa de la web o de las redes… no nos corresponde…y por tanto que hagan esa formulación a quien corresponda.

Pase por la ventanilla 3

A.N¿Y a quién corresponde hacer esa formulación?

J.P: Pues al equipo, al departamento que lleve ese cometido, que desarrolle ese cometido.

En esta ventanilla no es, pase por la ventanilla 4

 
   

A.N¿A la dirección de la web, estamos hablando?

J.P: Entiendo.

Será en otra ventanilla, no sé

A.NDe acuerdo, pues se lo trasladaremos a la dirección de la web. Nos pide también por último si podemos pedir disculpas por el programa.¿Nos debemos disculpar por el programa?

J.P: Yo considero, y la dirección de magazines, que por el programa no tenemos que pedir disculpas.

¿Por qué vamos a pedir disculpas por el programa?

Ha hecho un trabajo profesional, hay un equipo de profesionales trabajando que han hecho su labor desde todos los puntos de vista y prueba de ello es el respaldo tan importante que ha tenido por parte de la audiencia…Lo único que sí podríamos aceptar o podríamos plantear una disculpa es a aquellos espectadores, como el caso de Roser, que en algún contenido del programa o en algunas preguntas y respuestas no considera resueltas sus expectativas. Y ahí, igual que Roser u otros espectadores, no se han podido considerar satisfechos con lo que se ha hecho. Ahí sí que podemos pedir disculpas. Pero en el conjunto del programa no considero ni consideramos que haya motivos para ello.

 

No, no hay que disculparse. Si lo que querían hacer es justo lo que hicieron. Otra vez el argumento falaz, la de que se ha planteado el contenido desde «todos los puntos de vista» usando «la audiencia» como único fin y razón de peso. En su día, una entrevista a la nieta del destripador de York también hubiera tenido mucha audiencia (AKA morbo). Lo cual no significa «respaldo».

Finalmente, Ángel Nodal, defensor del espectador, oyente y usuario de medios interactivos de RTVE decide pedir disculpas por la entrevista admitiendo que se han columpiado con el buen rollo para evitar presentar a Franco como lo que era.

 

A.NBueno, pues yo voy a discrepar de ti. Creo que en este caso sí se ha afrontado y tocado la figura de Francisco Franco con una delicadeza excesiva. Creo que ha habido personas que se han sentido dolidas y ofendidas por esta entrevista y desde aquí, públicamente, quiero pedir disculpas a todas ellas además de a Roser.

 

Ahí quedará el documento audiovisual,  como tantos otros trabajos de TVE donde se evitaba toda porquería y se mostraba una versión limada, equidistante y capada,  muy lejos de realidades históricas, manipulada para blanquear la figura de un tío que se hartó de firmar sentencias de muerte.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.