Ayuso, sequía intelectual

Visitas: 134
 
Ayuso, sequía intelectual

Ayuso, sequía intelectual. Viñeta del 04/02/2024 en CTXT

Una semana de la vida declarativa de Isabel Díaz Ayuso equivale a dos años de la de un cuñado profesional. La velocidad a la que suelta estupideces hace imposible procesarlas y digerirlas. A poco que pestañee habrá enterrado una necedad con otra mayor.

No intenten atender a todos los cebos que va soltando. No podrá abarcarlos.

La aprendiz de trumpita tiene un guionista que es capaz de pasarle historietas etílicas imposibles de discutir sin que sea inevitable liarse en sus trapos sucios y terminar de mierda hasta las cejas.

Una de las últimas fue asegurar que "tras cerrar una plaza de toros (en Catalunya), le ha seguido la sequía y el adoctrinamiento".

Ayuso es una conocida negacionista del cambio climático que ha llegado a relacionar en más de una ocasión las acciones o propuestas para paliarlo con el comunismo. La majadería y la ignorancia al poder. Lo más triste es que esto le siga funcionando de cara a su parroquia.

Ha conseguido elevarse a los primeros puestos de la lista de las figuras políticas más ignorantes (y eso que la competición está reñida) y, lo que es peor, está orgullosa de serlo. Incluso ha ido variando el tono de sus intervenciones para imprimirle un soniquete de chulería propio del paleto faltón que desprecia todo aquello que desconoce creyéndose tocado por la varita de la verdad más absoluta.

Isabel se agarra a una matraca barriobajera por la que describe una libertad pijotera de chichinabo basada en que las empresas hagan caja con lo público para que usted pueda sentarse en la terracita de su elección y adoptar una pose a lo Vaquerizo mientras suena una pianolada de Nacho Cano.

Y si les parece absurdo, no olviden que el otro día plantaron una sevillana de ocho metros en Callao en un acto de "libertad" mercantil consistente en trapichear con el suelo público para alegría de los intereses de una empresa privada.

Ayuso, lo mismo te reflota el temita recurrente de Venezuela y los cuatrocientos mil millones de muertos del comunismo para hacer un refrito y empaquetar ahí todo lo que no sea de su cuerda, que se inventa una nueva regulación y procedimiento por el cual los becarios tienen más libertad que la mismísima estatua del mismo nombre para cambiar de empresa a voluntad si consideran que los están explotando. Eso sí, no sin antes darle las gracias al empresario, rodilla en tierra, en el tradicional besapiés de despedida para pedirle perdón por hablar de condiciones, porque una cosa es la libertad y otra el libertinaje.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados
 

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

4 comentarios en «Ayuso, sequía intelectual»

    • Claro, claro. Porque está científicamente comprobado que no opinar sobre determinados problemas hace que estos desparezcan por arte de magia. Tampoco es un hecho que los medios masivos amplifican hasta la nausea todas su propaganda de mierda. La culpa de todo es de este blog que tiene la misma difusión que un cuesco en el espacio.
      Usted me disulpe, pero sus conclusiones son propias de los mismos cuñados profesionales citados

      Responder

¿Algo que decir?

Este blog se aloja en LucusHost

LucusHost, el mejor hosting

Tu WordPress puede volar

Servicio de optimización