¡Confiesa!

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

¡Confiesa!

 

Manuel Romero me envía estas preguntas:

narices¿Dónde está el límite a la hora de realizar las viñetas, hasta donde crees que puede llegar tu libertad de expresión como humorista gráfico?

narices¿Crees posible la creación de un código deontológico del humorista gráfico?

naricesEn tal caso, ¿cuál sería, a tu criterio, la primera y principal «norma» a seguir?

narices¿Crees que las viñetas gráficas, que al fin y al cabo también son opiniones, son valoradas de la misma forma que un artículo escrito?

narices ¿Tiene las mismas condiciones que un artículo escrito?

narices¿Hasta qué punto importa, a la hora de crear una sátira, denuncia, chiste, gag, etc, de forma visual, lo implícito y la propia suposición de quien ve la viñeta?

narices¿Qué suele valorarse más a la hora de poner límites, la imagen que se observa o lo que con ella se sobreentiende?

narices¿Alguna vez te han negado (censurar serían palabras mayores) alguna viñeta o la posibilidad de tratar algún tema o asunto concreto?

 
   

narices ¿Conoces o tienes algún ejemplo que lo ilustre?

Me he comprometido a atender a la petición de dar respuesta a estas preguntas. Son para un  trabajo de investigación y proyecto final de carrera sobre el humor gráfico en la prensa contemporánea española. Se titula ¿Están marcados los límites de la libertad de expresión gráfica? . Lo ha emprendido con mucha ilusión Manuel Romero, estudiante de 4º curso de periodismo en la Escuela Superior de la Comunicación de Granada al que he conocido hace unos días a través de email.

Interesante reto el de indagar y reflexionar sobre «los límites» del humor gráfico en la actualidad.

Me alegra que haya tenido en cuenta a autores que trabajan en internet. Desconozco los nombres del  resto de autores que han recibido el cuestionario.

Como la idea de este blog es compartir cualquier asunto relacionado con el humor gráfico, y sabiendo que tarde o temprano aterrizará algún que otro dibujero,  me comprometo también a publicar el resultado de ese estudio, si acaba en mis manos porque sin duda será interesante.

Muchos de estos trabajos quedan  olvidados en algún lugar y no son pocos los compañeros de gremio que darían buena cuenta de ellos.

Como ejercicio, puedes contestarte aquellas que consideres de tu interés, no influirá,  ya las tengo casi todas contestadas para revisar y enviar y soy de neuronas duras. :D

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

14 comentarios en «¡Confiesa!»

  1. A riesgo de parecer pedante (a lo mejor lo soy).
    Romeu y su Miguelito no están en Opinión y son opinión.
    El humor gràfico está poco valorado, todo el mundo opina, se erige en tertuliano y como es humor, pues no es serio!?
    Presenté un Trabajo de Postgrado sobre el humor gràfico y su aplicación como herramienta para enseñar y aprender contenidos de derecho, economia y hasta «ciudadania» y en la denigratio que porquè no habia echado mano de los còmic, Total de lunes a martes!
    Yo que se, esto lo teneis descontrolado, chicos y chicas no saben por ahí que valeis lo que vale un `peine de los buenos!
    Salut y… fuerza!

  2. — ¿Dónde está el límite a la hora de realizar las viñetas, hasta donde crees que puede llegar tu libertad de expresión como humorista gráfico?

    El insulto no está recogido en la Constitución.

    — ¿Crees posible la creación de un código deontológico del humorista gráfico?

    Posible es, otra cosa sería ver quién lo redacta… y quién lo suscribe.

    — En tal caso, ¿cuál sería, a tu criterio, la primera y principal “norma” a seguir?

    Hacer gracia o mover a la reflexión.

    — ¿Crees que las viñetas gráficas, que al fin y al cabo también son opiniones, son valoradas de la misma forma que un artículo escrito?

    No siempre, la inmediatez del lenguaje visual hace que éstas sean más visibles.

    — ¿Tiene las mismas condiciones que un artículo escrito?

    Creo que dan lugar a menos matizaciones.

    — ¿Hasta qué punto importa, a la hora de crear una sátira, denuncia, chiste, gag, etc, de forma visual, lo implícito y la propia suposición de quien ve la viñeta?

    Depende de la habilidad del autor decirle a su Majestad que es coja… la rosa.

    — ¿Qué suele valorarse más a la hora de poner límites, la imagen que se observa o lo que con ella se sobreentiende?

    Las imágenes nunca son neutras, pero dependen mucho de la interpretación. En éste mundo traidor, nada es verdad ni es mentira…

    — ¿Alguna vez te han negado (censurar serían palabras mayores) alguna viñeta o la posibilidad de tratar algún tema o asunto concreto?

    Sí, pero reconozco que dar candela indiscriminada en la revista parroquial es mear un poco fuera de tiesto.

    — ¿Conoces o tienes algún ejemplo que lo ilustre?

    Al final se publicó y todo quedó en una amonestación al director, al redactor y al menda lerenda. Y aún nos reímos de ello.

  3. Yo creo que el límite sencillamente debe imponerlo el sentido común de cada cual y la profesionalidad (si es que se vive de ello). Si a pesar de esto, una ilustracion nos da problemas «legales»… pues almenos habrá sido porque realmente creiamos en ella ¡que nos quiten lo bailao! :)

  4. Al fin y al cabo todo es opinión. El limite lo debería marcar ésto. Si te cagas en los muertos de cristo en un artículo escrito, y cristo decide demandarte… debería ser igual que si haces un dibujo ofensivo.
    Otra cosa es el humor… ahí el límite es más difuso porque al dibujante gráfico se le supone que hace algo con sentido del humor, y el humor no debería ofender… en fín.
    Yo por ahora no he tenido ningún caso digno de mención, siempre hay algún ofendido por algo, pero nada grave e intento siempre hacer lo que me parece con sentido del humor.
    Saludos,
    J.

  5. Yo les preguntaría a los del «JUEVES» si tenian un código antes del secuestro(que me traigan las planchas, decía el juez, claro, como en la justicia aún les falta por informatizar…) o lo han montado ahora.

  6. La única regla deontológica debería ser no faltar a la verdad deliberadamente. Claro que ahora uno se puede preguntar ¿Cuál es la verdad?. La viñeta es opinión, igual que un artículo, por tanto es la verdad del autor.
    ¿He dicho una tontería?, yo creo que no, porque quien debe analizar el grado de verdad es el lector, los lectores. La cantidad de éstos es la que genera más o menos opiniones contrapuestas.
    Para algunos eres un nazi, para otros un puto progre. (Los martes mejor tonfas que nunchakus). El respeto a las opiniones contrarias debería ser el único límite. La intransigencia (o falta de cultura) del espectador es la que crea el “problema”.
    Es solo la opinión de un ignorante con insomnio. (Creo que no me hice la picha un lio).
    Yo escribí un recordatorio de Honoré Daumier, un ejemplo más.
    Perdón si no he sabido expresarme.

  7. Supongo que no hay otro código que el sentido común. El problema en determinadas situaciones, que he vivido además muy de cerca últimamente, no está en lo que se dice o se pinta, en si ofende o no ofende. Para mí está en la voluntad del profesor/escritor/humorista/monigotero de darse cuenta de que, en una circunstancia concreta, la ha cagao, y en su voluntad de considerarlo en un futuro.

  8. @Oriol: en todos los periódicos la viñeta está en la sección opinión.
    Sobre la objetividad del humor no tengo muy claro que sea aplicable partiendo de que se pueden imaginar mil situaciones con el recurso de la ficción/realidad para el cachondeo

  9. Creo que depende mucho de cual sea el medio en el que se distribuya esa viñeta. Si és un medio periodístico, debería intentar ser objetiva y respetuosa, sobretodo si el medio es público, aunque eso no lo cumplen ni dichos medios.

    Si la vinyeta aparece en una sección de opinión o en un medio de opinión o web personal, allí prevalece la libertad de expresión.

    Sobre otras valoraciones, creo que se puede complicar según el medio de difusión y según la viñeta.

    Salute!

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.