Saltar el umbral

 
Saltar el umbral

Hoy quiero compartir un orgasmo profesional y personal para anunciar una buena noticia que conocía desde principios de agosto y que desde entonces tenía en la recámara a falta de confirmación.

Es probablemente la mejor desde que  rayajeo aquí, por muchas razones.

Empecé a currar para lainformacion en abril de 2009, desde entonces he estado encargándome de ocupar los jueves con una viñeta junto a estos otros dibujeros de la familia.

A partir del 1 de septiembre salgo oficialmente del umbral de la pobreza, al menos durante un año, porque acabo de firmar la ampliación de aquel contrato, por el que  paso de publicar cada semana a hacerlo a diario, de lunes a viernes.

Tanto las condiciones como el sueldo es incluso algo más de lo que esperaba, a sabiendas de como está el patio.

La copia del contrato cuelga ya de la pared, cerca de la mesa de trabajo, como trofeo.

Sin embargo, superada la euforia inicial,   es curioso que no pueda evitar celebrarlo con cierta austeridad,  porque son muchas las personas de mi entorno más cercano que lo están pasando mal por culpa de la basura de la crisis y con ellos fue  con los primeros que quise compartir mi alegría.

Desde que me decidí por esta profesión he intentado no alejarme demasiado de la realidad,  intentando mantener cierto equilibrio e independencia, para ello me he esforzado siempre en olvidar tan rápido los éxitos como los fracasos.

Pero ¡qué cojones! hoy me siento bien,  ganador y poderoso, como el coloso de Rodas, aunque mañana me tumbe un terremoto.

Ahora hay nuevas cosas que me preocupan, pero ninguna demasiado.

Es probable que, hasta que me adapte a la nueva periodicidad, no atienda el fururku con la misma intensidad con la que hasta ahora he intentado hacerlo, puede que me cueste un poco  pillarle el ritmo al compromiso de la rutina de lo diario, pero mi cabezonería de publicar aquí, llueve o truene, me ha facilitado tener la mitad del trabajo hecho.

Y no cuesta nada cerrar con agradecimientos, porque es necesario y saludable y porque ellos son los que tienen gran parte de culpa de que hoy pueda escribir así de feliz.

Desde las personas que en cualquier red social o en su blog más remoto y humilde  rebotaron una viñeta hasta los habitantes de los agregadores más poderosos ,  pasando por los pequeños anunciantes  que me han ayudado a llegar a fin de mes durante estos años y  por los que encargaron trabajos y otros que en su día tuvieron la valentía de apostar por darme trabajo hasta llegar a la tropa de lainformación, especialmente a Jorge,  incluyendo algunos lectores a los que debo al menos una paella amistosa  por sus donaciones,  visitas, ánimos y también por sus críticas.

Se agradece, de veras, porque hoy me considero afortunado.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

35 comentarios en «Saltar el umbral»

  1. antonio larrrosa Dijo::

    No quería decírtelo para que no te sintieras violento u obligado a agradecérmelo, pero lo has conseguido exclusivamente gracias a mis gestiones.
    Clica sobre mi nombre.

    ná, pa modesto y generoso yo. Cagonlaleshe!

  2. Me alegra un montón esta noticia, creo que te lo mereces y ya era hora,. Enhorabuena, muchísima suerte y al toro…. cómetelos a todos!

  3. Hay cosas que caen por su propio peso y que tu trabajo tengo el reconocimiento que se merece es una de ellas.

    Mantenerte fiel a tus ideas… tiene recompensa.

    Salu2

  4. Enhorabuena, amigo Mora, sabes que te aprecio y me alegro mucho por ese contrato que comentas, y mas como está el patio actualmente. ¿Te acuerdas de los tiempos en Localia y nuestro programa con el amigo R.T. ?
    Saludos

  5. Me alegro mucho por ti J. ha sido un camino muy largo, espero que apartir de ahora sea mas llevadero ;)
    Continuo siguiéndote en la oscuridad

Los comentarios están cerrados.