Las disculpas de Iberdrola

 
Las disculpas de Iberdrola

Las disculpas de Iberdrola. Viñeta del 07/05/2022 en CTXT

Esta gañán, réplica subhumana de Gargamel, es José Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. El 5 de mayo en Sagunto, durante la presentación de un proyecto de gigafactoría de baterías de Volkswagen, llamó tontos a los consumidores acogidos a la tarifa regulada.

Ignacio Galán y Herbet Diess. Dos tontos muy listos

A su lado, riéndole las gracias hay otro perla, Herbert Diess, presidente del consejo de administración del Grupo Volkswagen e imputado por el «Dieselgate«.

Un día después, en la cuenta de Twitter de los mangantes de la luz se publica esto que en los medios llaman «disculpa». El texto es un corta y pega de la típica plantilla de todo aquel que sabe que ha metido la gamba y se ve obligado a decir algo que parezca una disculpa, pero sin admitir una mierda y sin intención alguna de reparar su error.

Es más, se ratifica. Sigue pensando que esas personas son tontas, idiotas y gilipollas y se meará en ellas cada vez que se encuentre cómodo en un coloquio.

Las disculpas de Iberdrola

Cualquier persona con un mínimo de comprensión lectora que analice este texto notará enseguida que son palabras más que ensayadas y falsas porque las hemos leído y escuchado muchas veces. Una basura de disculpa de una basura de persona.

De entrada, culpa a los que escupe de un supuesto malestar – «en el caso de que alguien se hubiera sentido ofendido»- para convertir sus insultos en un problema de sensibilidad de los citados como «tontos». No, amigo lenguas. Eso no es admitir ni enmendar un error, es reafirmarse y deslizar que no quiso decir lo que dijo al tiempo que confiesa que lo dijo y lo piensa. Cinismo puro y duro.

Para cerrar este tratado de hipocresía que llaman disculpa justifican y ratifican sus palabras alegando que se expresó «de forma coloquial» y termina manifiestando «su máximo respeto a todos los consumidores» cuando sospecha que pueden peligrar unos céntimos del pastón que se mete cada mes en el bolsillo gracias a ellos, su único interés y preocupación.

Cualquier empresa medianamente decente hubiera mandado ya al paro a este miserable y cualquier consumidor de bien se habría dado ya de baja de sus servicios y/o convencería a un par de colegas o familiares para que hicieran lo propio.

Nada de eso sucederá y estos tipos seguirán comportándose como lo que son, unos sociópatas rastreros, porque saben que pueden y que sus atropellos quedarán impunes.

Así que lo único que nos queda es cagarnos veinte veces en ellos y en la empresa que los parió. Eso sí, siempre de forma coloquial, con el máximo respeto y sin ánimo de zaherir.


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

7 comentarios en «Las disculpas de Iberdrola»

  1. Lo que pasa es que sois muy woke y snowflakes sjw y le estáis censurando (Libertad de expresión! Cultura de la censura!) por expresar su opinión colokial-tron.

    Dudo mucho que esa disculpa la haya escrito o pedido escribir él.

    Saludos

    Responder

¿Algo que decir?