El fregar se va a acabar

 

El fregar se va a acabar

El fregar se va a acabar. El lagarto vio el panorama y salió corriendo.

Cuando los platos se amontonan en la cocina, la situación es irreversible. Siguen ahí. Por más que los mire y anime a que se limpien por jaboneo espontáneo no hay forma. No se preocupe, las alternativas para escaquearse o aliviar el sufrimiento de fregarlos son muchas.

Lo primero que puede hacer es invertir el triple de tiempo que se necesita para lavarlos en hacer un post intentando buscar una solución para no tener que hacerlo. Cuando menos es una muy buena excusa para seguir retrasando su lavado.

Resultados y conclusiones de la investigación.

Todo son pegas, de entrada los fregaderos domésticos tienen una capacidad ridícula y como mucho tienen dos senos, además no veo ninguna predisposición del gobierno por subvencionar, vasos platos y cubiertos de plástico para todos los ciudadanos para poder acabar con tan dramáticas sitaciones.

Los que sufrimos este mal acabamos siendo experimentados jugadores del Tetris del menaje de cocina. Es fundamental el orden y saber encajar con estrategia.

Lo que va a necesitar mañana debe encontrase apilado en la parte superior de la construcción y también va a ser inevitable que tenga cerca algún producto que mate o ahuyente a todo tipo de insectos anfibios, voladores o terrestres porque dé por hecho que aparecerán.

Es importante mantener límpia y cerrada toda la cocina para retrasar la aparición de estos bichos al tiempo que vamos pasando al castillo de cacharros unos baños de agua al menos un par de veces a la semana.

Beber de las botellas hará que baje sensiblemente el censo de vasos. Con uno para el desayuno que deje encima del montón será más que suficiente.

Cuando se llega al límite y el efecto pirámide hace que todo empiece a desprenderse para acabar fuera del fregadero no se desespere, aún hay esperanzas de retrasar su limpieza unos días más.

La solución

Hay que emplear chapas de maderas resistentes al agua o bandejas plásticas que actúen de paredes y esmerarse en su instalación. Con este proyecto de ampliación puede conseguir elevar la capacidad de su fregadero hasta la del techo de su cocina.

Ahora ya puede seguir aprovechando su tiempo en su actividad de ocio preferida. Sobre todo dispone ahora de tiempo suficiente para poder mejorar o inventar nuevos métodos para apilar y almacenar de platos sucios.

El fregar se va a acabar

El fregar se va a acabar


Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Repositorio de documentales sobre dibujantes de cómic y humor gráfico.

Tontolares. Los titulares más gilipollas de la prensa. Envía los tuyos

13 comentarios en «El fregar se va a acabar»

Los comentarios están cerrados.