El silencio

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

El silencio

 

Advertencia: esta viñeta acompañaba a otro texto que no tuve ganas de terminar.

Hoy he ido a buscar a alguien a su trabajo, pero nada más asomar la nariz por la puerta me ha dicho que ya no es su trabajo. Había recibido el despido.  Había perdido su trabajo, otra vez, hacía apenas unos minutos pero ya me pareció que tenía la cara de parado.

Y otra vez la misma angustia y esas ganas salvajes de hacer algo, un lo que sea.

Pasaban unos minutos de las diez de la noche y decidimos volver paseando, la mayoría de las ventanas de las casas estaban iluminadas, como siempre, y la calle vacía,  también como siempre en un día laborable para el que lo sea.

Por naturaleza soy de reirme de todo, pero esta vez se me olvidó, mi cabreo era principalmente no poder encontrar  las palabras  para romper el mal rollo, esas que no tuvieran el tópico protocolario de salvamento, pero sobre todo me jodió  no poder ayudar ahora y ya, en lugar de prestarle esperanzas de segunda mano.

Su empresa no pierde dinero, porque la suya es una empresa mantenida con los impuestos de todos, donde la bolsa de trabajo, las oposiones y las colocaciones son un completo cachondeo, un chanchullo descarado.

Siempre con la maleta hecha y los trastos dando tumbos de provincia en provincia, obligado a no echar raíces en ningún sitio, a practicar el nomadismo laboral deshumanizado, la mudanza de hoy para mañana.

Por el camino las luces de las ventanas me recordaron el apagón de protesta contra la factura de la luz, manifestantes silenciosos, encerrados. Es jodido estar triste y enfadado a la vez,  porque no sabes si es mejor gritar, quejarte bajito o todo a la vez.

La gente que pierde su empleo, o no lo tiene, nos importa un carajo. Sí, que no se indigne nadie. ¿Acaso sabemos cuántos de nuestros vecinos, esos de la luz en la ventana, tienen o no trabajo?. Somos  silenciosos.

La guinda ruidosa al silencio la pone esa coletilla de que por el sur vivimos del paro, que la nuestra es la cultura de la subvención,  que nos alimentamos de cantar y contar chistes.

 
   

No me gustan las historias tristes, entiendo a los que huyen de ellas, pero las hay a miles, y el guión es siempre el mismo. Sólo cambian las caras.

Los internautas somos personas pero la calle no es internet, donde hacemos un papel para que los dramas caduquen enseguida, etiquetamos de pesados a los que levantan la voz más de dos veces por lo mismo, donde nos engañamos creyendo que los números son personas y que son una fuerza matemática invisible y demoledora que reescribe leyes y derriba injusticias.

Al menos que suene el ruido de las teclas  un rato.  Así ha acabado un mal día. Desilusión. Y me cago  en el silencio y en todos los que dirigen este país.

Y para las son/risas, vuelva otro día.

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

11 comentarios en «El silencio»

  1. Obra gráfica-narrativa, supongo?.
    El silencio es síntoma de cultura en algunos paises, en este por lo que veo es el principio del problema.
    El silencio al que dirán, a la persecución, al miedo, a la sinrazón, a la misería, a la pobreza, al paro, a la marginación, a la hoguera; es el silencio que no ha curado las heridas tras 30 años de democracía de una sociedad rancia acostumbrada a callar por miedo a las consecuencias, sumisa al Estado, alos malos empresarios, a la educación religiosa que sufrieron, y sobre todo sin futuro. Viva la Muerte!!!!!

  2. Cuenta gente aprovechándose para joder al proletariado en esta situación más jodida. Según compruebo cada día, o se conoce a alguien que te pueda enchufar o nanai.
    La verdad es que historias tristes las hay a miles, pero no por eso dejan de ser historias. Mucha suerte para tu amigo y para nuestro país en general que la necesita.
    Un Saludo.

  3. Yo apunto uno de los derechos olvidados:

    Derecho a tener un gobierno independiente, con criterio propio, que no se limite a cumplir sin rechistar las órdenes que recibe de otro gobierno extranjero.

    ¿O hemos olvidado que la ley Sinde es un caprichito de Obama?

    ESO es lo realmente grave, no el hecho de que tengamos una ley absurda de imposible cumplimiento.

  4. Al final siempre acaban fijándose en los más extremistas. Aquí por lo visto o pagas 20€ por un cd o te descargas gratuitamente las discrografías enteras. Menos mal que nos queda internet y las compras en el extranjero.

    En serio gente, dejad de pelearos y empezad a trabajar por una solución conjunta.» autor: nijenrodeweg

  5. Me quedé sin palabras, todavía recuerdo aquella conversación donde hablábamos de tu cambio de ciudad, de tus nuevos proyectos, de lo difícil que es encarar una nueva vida, lejos del barrio donde uno se crió y de la necesidad de ponerle huevos al asunto pensando en el futuro.

    sé que estas palabras no te sirven de nada, sé que en este momento el desconcierto gana ante el optimismo y sé, por sobre todas las cosas, lo duro que se hace encontrar un motivo para seguir adelante, lo hay… te juro que la hay, no dejes que este momento te impida verlo, lo importante en la vida es convertir los malos momentos en anécdotas, nadie dice que sea fácil, pero tenés ( y seguro que ella también) capacidad de sobra para conseguirlo.

    Uno se cansa de tanto correr atrás de los sueños, a veces siente ganas de tirar todo por el inodoro y… no sirve de nada, mañana sale el sol, eso es lo único cierto, y hay nubes en el alma, pero el sol va a estar ahí arriba… respirá profundo y date cuenta que están vivos… por dentro, no que solo les late el corazón.

    Me encantaría ayudarte, sos mejor persona que internauta y mejor artista que muchos de los que conocí, siempre digo que no sé si prefiero tus dibujos o tus escritos. sigamos creyendo, que todo esto es la parte amarga de un gran sueño.

    No sé por qué escribo esto, siempre entro a tu blog y nunca comento pero hoy sentí la necesidad de estar a tu lado, te mando un abrazo y para lo que necesites ya sabés donde encontrarme… y cuidate, que si te jodés vos se me jode un amigo.

    Dormi, juntá fuerzas… que mañana comienza una nueva etapa y hay que mandarle huevos para salir adelante,

    Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.