Escribiendo como conejos

¿Quieres anunciarte en esta sección destacada?

Comprar espacio publicitario aqui (728x90)
 

050713-prensa-churros

 

El periodismo del clic se ha comido casi todo. Hay que publicar rápido, hay que publicar primero. Y además en cantidad suficiente para que las estadísticas vayan siempre a más.

Y luego seguir publicando lo que sea, que el día de los clics en internet es muy largo y a la vez muy corto. No importa el enfoque o que haya setecientas versiones de la misma opinión publicándose al tiempo.

Así es como llega la avalancha mañanera de chorricias y tontolares, blogs de medios bombardeando con un montón de entradas de apenas uno o dos párrafos. En ocasiones basta la captura de un tuit  , una foto de donde sea o dos o tres vídeos del Tubo. No hay ni que pararse a fumigar erratas. Se adereza con alguna  frase de ascensor, una pizca de tópico manido y a servir en redes, si es necesario repitiendo enlace por la tarde y por la noche.

Se puede estar escribiendo sobre un conflicto armado a miles de kilómetros mientras que con la otra mano se titula con la frase dicha por algún  famosoide  en el programa de TV  que se emite en ese mismo momento, el relleno no importa demasiado.

No es muy diferente a hacer viñetas cuando se trabaja para varios medios, principalmente porque no es habitual que un solo medio te permita tener la nevera contenta. La diferencia es que se trata de  opinión y aunque ese día no tengas maldita la gana de opinar, poder , puedes. ¿Pero escribir cada día sobre ocho o más cosas diferentes y de actualidad?.

Hacerlo cada día y durante largas temporadas sin interrupción  debe ser la mejor forma de volverse majareta.

Al fin y al cabo eso es lo que se está haciendo, la mayoría de piezas que vuelca el camión de los conejos en la red suele contener un porcentaje de opinión, anécdota y banalidad muy superior al de la información. Y encima con la taras añadidas de la prisa y la falta de documentación o de fuente, incluso puede que de interés y cansancio mental por parte del ejecutante.

Hay granjas de gallinas ponedoras de textos, de churreros a jornada completa o a la pieza y de conejos pariendo artículos. Hay tecleadores en medios que deben publicar hasta 8 piezas diarias.

La rotativa moderna es un churro  que gira,  siempre caliente y a 24/7.

 
   

naricesWho’s winning at volume in publishing

Suscríbete por email para recibir las viñetas y los artículos completos y sin publicidad

Artículos relacionados

3 comentarios en «Escribiendo como conejos»

Los comentarios están cerrados.

Antes de irte...

Suscríbete ¿Quieres recibir las viñetas en tu correo cuando se publiquen?
*Artículos completos sin publicidad.